Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

Diario de una desvergüenza

Tras sentenciar que lo de la Puerta del Sol «tiene un valor simbólico muy importante y político evidente», la conductora de «Hora 25» dio paso al contertulio Zarzalejos: «Ha sido un acto de farfolla, con empaque y escasa entidad. Esto que se ha hecho insulta la inteligencia y la sensibilidad, con esa coreografía asiática». Igual que Madrid es España dentro de España, quien dice asiática dice norcoreana.

  Para Enric Juliana la conclusión es que «Sánchez se hace cargo del caos madrileño y obtiene la rendición de facto de la brigada del pepé». Tela optimista él, no puede olvidarse que es a esto a lo que unos y otros se dedican todo el tiempo y por lo que la indefensión del respetable es suma al no existir solo un bicho suelto. A la hora que los artistas dejaban su sello en la Real Casa de Correos, en La 1 expertos debatían en torno a las propiedades de la trufa, evidencia de que el partido en la Moncloa sabía que aquello no debía exceder de ser un proyectil de medio alcance. El insoportablemente preclaro Jordi Sevilla, que hace nada fue descabalgado de un buen chollazo, lanzó su descarga con idea de establecer que «antes se entraba en política para hacer algo y hoy para ser alguien». Es lo malo de sentirse tan superior.

  Hasta un espacio como «Hormigas blancas» se vio venir la cosa tomatosa y planteó en la víspera una cuestión de esta catadura: «¿Puede coger la bandera política Bertín?». Para destriparlo recurrió a Verónica Fumanal, que fuera asesora de Rivera y de Sánchez. Pensando en el que canta, así cualquiera, claro. El caso es que la especialista sentenció: «Cuenta con tres cualidades fundamentales. Un altísimo nivel de conocimiento; cercanía, campechanía –¡ojú!– y no es político, que es un valor». Ahí lleva razón y tal y tal. El jerezano de Chamartín ha recibido en su casoplón a mandatarios y alardes de banderas, desde luego, no constan. Eso lo ha dejado para otras instancias: «Me he acostado con más de mil mujeres sin un solo gatillazo». Promete. Aún no ha decidido ni presentarse y ya quiere metérnosla doblada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats