Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomás Mayoral

OPINIÓN

Tomás Mayoral

Director de INFORMACIÓN

Huevos, bacon y trasvase

Trasvase Tajo-Segura, en imagen de archivo.

Trasvase Tajo-Segura, en imagen de archivo.

Decía el apócrifo Nobel de Economía Galbraith que el intelectual inteligente nunca convoca una manifestación, sino que espera a que la manifestación pase por delante de su casa y se pone al frente de ella. Una manifestación silenciosa está pasando por delante del Palau. Una manifestación que es un río de indignación desbocado. Es cierto que Ximo Puig no la ha convocado, pero su destino ineludible es liderarla. Se juega en el envite la credibilidad que comenzó cuando la Dana lo aisló en la Vega Baja, como a uno más, y que siguió con esos miles de kilómetros en dirección sur-suroeste que ha recorrido desde entonces para convencer a media provincia de Alicante de que él es su president real y no la figura administrativa del «cap i casal». Pero para liderar esa manifestación no hay que andarse con paños calientes. Se requiere contundencia y ser más president que socialista (o tal vez sea al revés). Sobre la lona hay pesos pesados como García Page, con Ribera de apasionada preparadora en el rincón, que sueltan mazazos a los que no se puede responder con la contundencia de un peso pluma.

Hay mucho en juego. A Alicante le están robando el trasvase, el agua, su agricultura, su riqueza y en cierto modo su futuro. Sin despeinarse, están rompiendo aquella solidaridad que hace 42 años unió la España que tiene agua y la que no la tiene en una sola. Y lo están haciendo compañeros de partido de Puig, a los que se debe enfrentar para defender a los damnificados de esta otra catástrofe, que hasta ahora han estado y siguen estando muy solos. O peor: con Murcia como única compañera de fatigas.

Ximo se la juega donde se la iba a jugar de todos modos, pero ahora más si no logra convencer a muchos de que es capaz de plantarle cara a García Page, a Ribera y a Pedro Sánchez. Nunca fue lo mismo estar implicado que estar comprometido. Para entender la diferencia, hay que preguntar a los animales que hacen posible los huevos con bacon, teniendo en cuenta lo que supone a cada uno su aportación al plato

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats