Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Llorente

Cautivadores vientos

Matthieu Saglio Quartet

Matthieu Saglio Quartet

Matthieu Saglio Quartet

AUDITORIO DE LA DIPUTACIÓN DE ALICANTE

*** ½

XXIV edición de Fijazz

El chelo acoge el foco de mayor atención en este cautivador concierto que reúne distintos lenguajes con la marca de Matthieu Saglio Quartet. Batería y percusión de Steve Shelan, piano y teclado de Christian Belhomme y violín de Léo Ullmann para ofrecer temas, entre otros, del último álbum del músico, arreglista y compositor francés afincado en Valencia.

«El camino de los vientos» incluye jazz, notas clásicas, música tradicional árabe, ritmos africanos, flamenco y «world music». Música del mundo. Sonidos, canciones y vientos en una sugestiva actuación. «Les cathédrales», «Bolero triste» o «Metit», que va sobre el dolor de los exiliados de África. En esta actuación canta Camille Saglio, el hermano de Matthieu. Un conmovedor canto de lamento con amplitud vocal. Y en general tonos con embrujo.

El elegante diálogo entre culturas y la capacidad creadora sintonizaron muy bien con el público que acudió al Fijazz del ADDA. El de los «mil acentos», Matthieu Saglio, también compone bandas sonoras y se acercó al universo jazzístico en 1996. Forma parte del paisaje musical valenciano y ahí continúa. Por ese camino de los vientos que evocan aflicciones. Que traen esperanzas.

Escuchamos una versión del «Bolero» de Ravel y otra de «Old blues». Dos versiones intensas y singulares, además de «Las sirenas», un viaje por el fondo marino que el oyente debe visualizar. «El abrazo», pieza que compuso, según nos confiesa, a modo de despedida de su abuelo, o «La llamada del muecín», el musulmán que, desde la torre elevada de una mezquita, convoca a los fieles a la oración.

Todos se emplean a fondo. Con arco o sin él, Matthieu mira hacia su interior, como necesidad vital, y florece una música abierta con un instrumento que explora sones y puede ser tocado de distintas maneras. Junto con el violín, el violonchelo es poco frecuente en el jazz. Los dos con esa notable riqueza musical-emocional y amplias posibilidades más allá del academicismo. Actuó en el Teatre Arniches de Alicante en 2010. Y ahora ha vuelto a probar la miel del éxito.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats