Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Llorente

TEATRO CRÍTICA

Marc Llorente

Antígona

Un rey en calzoncillos

Antígona. Festival de Teatro Clásico de Alicante

Antígona

TEATRO PRINCIPAL DE ALICANTE

***

5º Festival Internacional de Teatro Clásico

Se han realizado muy diferentes espectáculos en relación con «Antígona», de Sófocles. Un clásico que puede administrarse con actualización o con una estética dramática más tradicional. La dirección y la dramaturgia del mexicano David Gaitán optan por la primera opción. La contemporaneidad de una obra es imprescindible, pero aquí se pretende algo más con mayor o menor acierto. Los clásicos sintonizan con lo fundamental del momento sociopolítico. Pero también se puede hacer ajustes textuales para acentuar esta cuestión, o realizar la versión libre de una obra, que así es esta coproducción en la que se constituye un foro de debate sobre la ética, la justicia y la problemática que rodea al personaje central femenino. Discutiblemente o no, canta un frío rap con su sentido crítico. Porque se plantea el derecho a la desobediencia civil frente a las decisiones arbitrarias de un Estado. Y ahí intervienen la dignidad y la rebeldía de Antígona, condenada por decreto. La obra solicita la participación de una destacada actriz que tenga consistencia. Moderado énfasis. Irene Arcos defiende su papel correctamente, con reducida persuasión en este montaje donde destacan la diversidad de registros y el convincente poder habitual de Fernando Cayo, el rey Creonte. Absolutista, pero cae simpático. Desenfadado, irónico, racional en ocasiones y capaz de enojarse. Y un golpe de efecto al quedar casi desnudo, en calzoncillos, para que hablen con él de tú a tú. Los demás, Clara Sanchis, Elías González, Isabel Moreno y Jorge Mayor, cumplen la misión encomendada. Lo esencial late. Es preciso podar un poco más la hierba, no caer en la irregularidad y la reiteración. Alguna salida de tono, pequeña dosis de teatro dentro del teatro y elementos polivalentes de escenificación al servicio de un teatro «teatral», inspirado en el juego escénico. Todo nos empuja a pensar en la crisis democrática, en la desinformación que busca réditos. Un dialogo con la sociedad. Con el público, que protesta a través del buen número de jóvenes que sorprenden al concluir.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats