Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Concha Bru y Carlos Castillo, adjuntos primero y segundo en la Sindicatura de Greuges

Luna ya ha remitido la propuesta a las Cortes Valencianas tras cuajar el pacto entre Compromís y Podemos. La comisión de peticiones se celebrará el martes

Concha Bru, adjunta primera por Compromís y Podemos.

Concha Bru, adjunta primera por Compromís y Podemos. Pilar Cortés

Una vez que Ángel Luna tomó posesión el pasado martes como Síndic de Greuges, continuará ahora el procedimiento con el nombramientos de los dos adjuntos que le acompañarán en la institución. Como adelantó este periódico, los elegidos son Concha Bru, profesora de la Universidad de Alicante, de adjunta primera a propuesta conjunta de Compromís y Podemos; y el que fuera vicepresidente de la Diputación durante el pasado mandato, Carlos Castillo, como segundo a instancias del PP. En sus primeras horas como Síndic, Luna remitió ayer el escrito correspondiente al presidente de las Cortes, Enric Morera, para el nombramiento de sus dos adjuntos. Una propuesta que, formalmente, corresponde al Síndic pero que, en la práctica, se realiza a sugerencia de los grupos parlamentarios para poder cuadrar el grado de consenso que exige la renovación del Defensor del Pueblo valenciano.

Ángel Luna ya fue elegido Síndic de Greuges por el pleno de las Cortes celebrado el pasado 28 de noviembre y prometió su cargo el pasado martes en presencia, entre otros, de Morera y de José Cholbi, su antecesor en el cargo. Lo hizo en un acto en el que se comprometió a guiar a la Sindicatura de Greuges -una de las instituciones de la arquitectura estatutaria valenciana que tiene sede en Alicante- por los objetivos de la imparcialidad y la independencia además de lanzar un serio toque de atención a la gestión de la política social, especialmente por los grandes retrasos en la valoración de las ayudas para la Dependencia. Igulmente, Luna se marcó el objetivo de abrir la Sindicatura para dar mayores facilidades a los ciudadanos en sus quejas además de extender más actividad al conjunto del territorio valenciano.

La ley autonómica que regula la institución establece que el Síndic de Greuges nombrará, previo dictamen favorable de la Comisión de Peticiones de las Cortes, dos sindicaturas adjuntas, primera y segunda, que deben responder al mérito, la capacidad y la igualdad entre mujeres y hombres. Está previsto que ese órgano parlamentario se reuna, finalmente, el próximo martes para que Luna exponga la propuesta de los dos adjuntos y se proceda a su votación, que solo necesita de mayoría simple para prosperar. La adjunta primera que propone Luna es Concha Bru, cuya candidatura viene respaldada por un total de 25 diputados que suman los grupos parlamentarios de Compromís con 17 escaños y Podemos, que tiene ocho. Los morados aceptaron, en estas últimas horas, el nombre que les habían sugerido desde Compromís tras poner sobre la mesa a la exsenadora alcoyana Vicenta Jiménez como una posible alternativa. Uno de los asesores para la actividad de la Sindicatura de Greuges será para Podemos, todavía sin designar.

El adjunto segundo será Carlos Castillo, abogado , exvicepresidente de la Diputación y antiguo concejal en el Ayuntamiento de Alicante. Después de cuatro años de portavoz en el Palacio Provincial, llega al cargo a propuesta del PP, que cuenta con 19 parlamentarios en las Cortes, seis menos que los 25 que respaldan la opción de Concha Bru. Como se recordará, la renovación de la Sindicatura precisa de una mayoría parlamentaria que obliga, con la actual aritmética en las Cortes, a sumar, al menos, a cuatro de los grupos políticos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats