Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baldoví se alinea con el PNV y se aleja de los soberanistas en el Congreso

Compromís clona la estrategia de los nacionalistas vascos y, a diferencia de ERC, JxCat, CUP, Bildu y BNG, asiste al discurso del rey pero no lo aplaude

Baldoví se alinea con el PNV y se aleja de los soberanistas en el Congreso

Baldoví se alinea con el PNV y se aleja de los soberanistas en el Congreso

Compromís ha soñado históricamente con ser de mayor como el PNV. Al menos, una parte de la coalición, la más veterana, la que conoció la Unitat del Poble Valencià (UPV). Al menos, tener la capacidad de influencia política de los nacionalistas vascos. Ayer, el diputado de Compromís en el Congreso estuvo más cerca que nunca del PNV. Como los miembros de esta formación, entró en el hemiciclo durante la sesión de apertura de la legislatura, presidida por Felipe VI. No es lo que hicieron otros grupos territoriales, que adoptaron una actitud más radical: ERC, Junts per Catalunya, la CUP, Bildu y BNG se ausentaron y leyeron un duro comunicado contra la monarquía. Como los del PNV, Joan Baldoví optó asimismo por no aplaudir al rey, tal y como aseguraron fuentes de la coalición.

No es la estrategia de un día. La prueba es que los grupos citados no llegaron a ofrecer a Compromís sumarse a su escrito, según las fuentes citadas. Tiene que ver con el hecho de que los valencianistas ya no estuvieron en la declaración de la Llotja de Mar de Barcelona de apoyo a los presos. Ese gesto selló su actitud con respecto al bloque soberanista creado en torno al independentismo catalán. Tampoco el PNV estuvo en aquel acto. Los bloques entre los partidos territoriales parecen definidos. Compromís ha intentado no quemarse en el incendio catalán desde que el procés se adueñó en 2017 del discurso político en España. No quiere decir que no haya sufrido desgaste por esta posición. Entre los partidos de la coalición, Iniciativa (el de Mónica Oltra) ha tenido clara esta actitud de alejamiento del foco independentista, pero el Bloc (el mayoritario en militantes) tiene un poso nacionalista y de vínculos emocionales e históricos con Cataluña.

Un sector (por boca de la síndica adjunta en las Cortes Mónica Àlvaro) manifestaba recientemente sus dudas sobre el acierto al intentar mantenerse al margen de la aventura independentista en Cataluña y de sus consecuencias en forma de juicios, presos y fugados.

Las relaciones con los vecinos del norte tienen también un sesgo generacional en Compromís (especialmente, en el Bloc). El sector más veterano, que podría situarse en torno al presidente de las Cortes, Enric Morera, y el conseller Rafa Climent, tuvo lazos históricos con la Convergència anterior a Artur Mas (fueron de la mano en las elecciones europeas hasta las de 2009). El ala más joven ha tenido sin embargo más conexión con ERC. Mientras el debate interno está vivo, la derecha valenciana ha reiterado en los últimos años la acusación de «amigos» de los separatistas hacia la coalición y ha puesto el foco en la enseñanza.

Además del contexto, destacan algunas fuentes consultadas, está el factor personal de Joan Baldoví en el posicionamiento ayer de Compromís. El hoy diputado tuvo a los hermanos valencianos de ERC en la oposición cuando fue alcalde de Sueca y siempre marcó distancias en el Congreso con los diputados de Bildu.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats