Los buñuelos son, junto a los huesos de santo, uno de los postres más típicos para el Día de Todos los Santos. Es por esta razón por la que te proponemos una receta para hacerlos rellenos de chocolate y sorprender así a tus comensales.

Se trata de un dulce delicioso, que puedes realizar junto a los más pequeños de la casa, para la merienda o la sobremesa:

Ingredientes de los buñuelos de viento:

  • 200 gramos de harina
  • 50 gramos de mantequilla o margarina
  • 5 huevos
  • Medio litro de leche
  • un vaso pequeño de agua
  • 1 corteza de limón
  • Azúcar
  • Canela
  • Aceite
  • Sal
  • Tableta de chocolate de fundir

Preparación

Para hacer los mejores buñuelos caseros, ponemos al fuego un cazo con las cantidades previamente definidas de leche, el agua, la mantequilla, la corteza de limón y una pizca de sal. Cuando comience a hervir añadimos toda la harina de golpe, bajamos el fuego y vamos removiendo la mezcla poco a poco.

Seguidamente, retiramos la masa del fuego cuando empiece a separarse del fondo del cazo y añadimos los huevos, uno a uno, batidos. Mezclamos hasta conseguir una masa homogénea y vamos moldeando los buñuelos, que freiremos en abundante aceite hasta que queden bien dorados.

Saca los buñuelos de la sartén con una espumadera cuando estén dorados y deja que escurran el aceite sobrante en papel absorbente durante unos minutos. Mientras, derrite el chocolate en el microondas o hazlo al baño maría.

Para rellenar estos dulces necesitas la manga pastelera con una boquilla para rellenar (fina y larga), o un utensilio similar. Simplemente haz un agujero en cada buñuelo con la misma boquilla y rellena con el chocolate ya fundido. Finalmente espolvorea un poco de azúcar y canela encima de cada uno de ellos.