Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido por circular más de 50 kilómetros en sentido contrario de Muro a Alicante y causar un accidente

El conductor kamikaze dio positivo en alcohol y drogas y el juzgado acordó prisión eludible con fianza - Un hombre de 83 años resultó herido

El furgón de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico, ayer en los juzgados de Alicante. | DELGADO

Un conductor kamikaze de 34 años fue detenido el pasado fin de semana por la Guardia Civil de Tráfico por recorrer más de 50 kilómetros en sentido contrario por la autovía A-7 en estado ebrio y causar un accidente con uno de los vehículos con los que se cruzó, cuyo conductor, de 83 años, resultó herido leve, según informaron ayer a este diario fuentes cercanas al caso. El arrestado, vecino de Arenales del Sol en Elche, dio positivo en alcohol y drogas y tras pasar ayer a disposición judicial se acordó prisión provisional eludible con una fianza de 2.000 euros como autor de un delito de conducción temeraria con manifiesto desprecio a la vida de los demás y otro delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes.

El accidente, que pudo haber tenido consecuencias fatales si no llega a ser por la reacción del conductor de 83 años que esquivó «in extremis» al kamikaze, ocurrió sobre las cuatro de la madrugada del pasado domingo en el kilómetro 490,400 de la autovía A-7 de Alicante a Alcoy.

A partir de las tres y media de la madrugada comenzaron a recibirse llamadas en el 112 y en la Guardia Civil de Tráfico alertando de que un vehículo circulaba en sentido contrario y a gran velocidad hacia Alicante, pero por los carriles de la A-7 en sentido Alcoy.

El primer aviso situaba al coche a la altura del término de Muro y apenas media hora después ocurrió la colisión lateral con una furgoneta cuyo conductor era un hombre de 83 años que regresaba a su domicilio en Zaragoza desde la playa de San Juan.

El choque se produjo a la altura de la partida alicantina de El Moralet y afortunadamente el conductor que circulaba correctamente en sentido Alcoy solo sufrió lesiones leves, mientras que el kamikaze, que circulaba en un Volvo S60, resultó ileso.

Según los datos aportados por este conductor y un camionero que presenció la colisión, el kamikaze iba a gran velocidad hacia Alicante por el carril derecho del sentido hacia Alcoy. El conductor de 83 años vio que el kamikaze se le echaba encima y dio un volantazo hacia la izquierda para evitar el choque frontal.

Los dos vehículos colisionaron lateralmente y el conductor kamikaze sí reaccionó tras este primer impacto, ya que realizó una maniobra para no chocar contra un camión que iba tras la furgoneta del conductor octogenario.

El conductor kamikaze no sufrió lesiones y el hombre de 83 que iba en la furgoneta solo sufrió, afortunadamente, heridas leves.

La Guardia Civil de Tráfico se desplazó al lugar del accidente y le realizó al conductor las pruebas de alcoholemia y drogas. Dio positivo en anfetaminas, mientras que la de alcoholemia arrojó un resultado de 0,77 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, algo más del triple de la tasa autorizada, que es 0,25.

El equipo de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico procedió a la detención del conductor kamikaze, de 34 años, y una vez instruidas las diligencias fue puesto ayer por la mañana a disposición del juzgado de guardia de Alicante. La fiscal de guardia pidió su ingreso en prisión y el juzgado lo acordó, aunque fijó una fianza de 2.000 euros para eludir la cárcel.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats