Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibi separará su casco antiguo del núcleo histórico tradicional

El Ayuntamiento modificará el Plan General de Ordenación Urbana para desligar ambas zonas y elaborará un catálogo de bienes y espacios protegidos para preservar su esencia y morfología

La plaza de la Iglesia de Ibi, emplazamiento urbano que quedará dentro del núcleo histórico tradicional.

La plaza de la Iglesia de Ibi, emplazamiento urbano que quedará dentro del núcleo histórico tradicional. Nando JS

El Ayuntamiento de Ibi ha iniciado los trámites para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objetivo de separar el casco antiguo del núcleo histórico tradicional. Este cambio tiene como objetivo adaptar el futuro planeamiento a la realidad urbanística existente y variar algunas normativas que impiden que diversas licencias de reforma u obra se encuentren paradas por Patrimonio en la actualidad por impedimento de lo recogido hasta la fecha en el PGOU.

Para ello, en primer lugar, el consistorio local ha puesto en marcha una consulta popular telemática en la que lanza a sus vecinos algunas preguntas para que sean los habitantes los que expresen qué creen que debe recoger esta modificación. Algunas de las preguntas más reseñadas pretenden que los vecinos expresen los rasgos que deben preservarse del núcleo histórico, las iniciativas que han de llevarse a cabo para conservar esta zona del pueblo o el tratamiento que habría de darse a los elementos superpuestos en las fachada, como toldos y carteles publicitarios.

Conservación

Además de esta modificación, el Consistorio local quiere realizar un catálogo de bienes y espacios protegidos para preservar su esencia y morfología e impedir que se dañe la estética de algunos elementos históricos del municipio. En cuanto a la diferenciación, el Ayuntamiento ha indicado que dentro del núcleo histórico tradicional figurará el entorno que rodea a la Iglesia Parroquial y su eje norte-sur, que hoy constituye la calle Mayor desde la Plaza de la Palla hasta la calle de San Antonio, pasando por la Plaza de Les Corts y la Plaza de la Iglesia.

El edil de Urbanismo, Santiago Cózar, explicaba que «se trata de separar el núcleo histórico del casco antiguo con el fin de redactar una normativa para preservar la morfología edificatoria tradicional». La modificación, añade el edil, «tendrá en cuenta la edificación existente y consolidada y permitirá, además, desbloquear algunas licencias urbanísticas que actualmente están paralizadas por la conselleria de Patrimonio, ya que para ellos todo es histórico».

Dejaba claro que «en ningún caso se va a ver afectada la conservación y preservación de zonas como el Ravalet, Sant Josep, parte de Sant Roc o la placeta Sant Vicent, entre otras, que con esta modificación quedarán fuera del núcleo histórico tradicional, pero hay que diferenciar ambos espacios urbanos para ajustar el PGOU a la actualidad».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats