Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota captura 28 toneladas de bacoreta en una sola jornada

La lonja de Torrevieja factura 30.000 euros en la subasta de estos grandes ejemplares de túnidos

La flota captura 28 toneladas de bacoreta en una sola jornada

La flota captura 28 toneladas de bacoreta en una sola jornada

La flota de cerco con base en Torrevieja capturó ayer 30 toneladas de bacoretas. Una especie de túnido -en torno a 8 kilos y en torno a un metro de talla por ejemplar- y que se comercializó en primera venta alcanzando un valor en la subasta de la lonja de la ciudad de un euro el kilo. El desembarco de la captura animó las instalaciones de la Cofradía de Torrevieja que este verano solo han acogido algunas capturas relevantes de boquerón -el pescado azul más apreciado en el mercado-, mientras que la sardina, la principal especie por capturas y la segunda por volumen de facturación en el puerto pesquero de Torrevieja, brilla por su ausencia.

En torno a una decena de embarcaciones de cerco de Torrevieja y la Región de Murcia están faenando en aguas de Torrevieja este mes de agosto. La bacoreta es una especie similar al atún, el bonito y la melva, y en algunos mercados de mayoristas es utilizada para su elaboración en conserva. La mayor parte de compradores son mayoristas de la Región de Murcia, cadenas de distribución de supermercados, y en menor medida, algunos empresarios hosteleros de Torrevieja y la costa de la Vega Baja que pujan en la subasta de pescado azul más importante de la provincia y Murcia.

La flota desembarcó el año pasado 289 toneladas de bacoreta mientras que en el ejercicio de 2019. Algo que permitió una facturación por un importe de 529.000 euros, y equilibró la ausencia de capturas de otras especies, como el boquerón durante ese ejercicio. Y es que en total la Cofradía de Pescadores de Torrevieja subastó pescado por valor de 3.434.880 millones de euros en el ejercicio de 2019, cuando en los últimos ejercicios había superado los cinco millones de euros, gracias a las ventas de boquerón, y en menor medida, sardina. Además de la flota de cerco en el puerto torrevejense tienen base algunas embarcaciones de artes menores y palangreros dedicados a las capturas de pescado blanco y pulpos y un arrastrero que vende sus capturas en la subasta de la Cofradía de Santa Pola.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats