30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villar aplaza la ampliación del ejecutivo hasta que resuelvan los expedientes de sus ediles

El alcalde de San Vicente esperará a que el PSPV finalice la investigación sobre los regidores críticos para formalizar otra oferta a Podemos

Villar aplaza la ampliación del ejecutivo hasta que resuelvan los expedientes de sus ediles.

Villar aplaza la ampliación del ejecutivo hasta que resuelvan los expedientes de sus ediles.

El equipo de gobierno de San Vicente no volverá a ofrecer a Podemos entrar en el ejecutivo hasta que no se resuelvan los expedientes abiertos por el PSPV a los ediles socialistas críticos. El alcalde Jesús Villar firmó el decreto que hace efectiva la reorganización de delegaciones anunciada el miércoles. Y manifestó que aplaza la posible ampliación del ejecutivo planteada por su socio EU, hasta que la ejecutiva nacional del PSPV dictamine sobre su investigación sobre la actuación de siete de sus ediles, aunque uno de ellos, el exportavoz José Luis Lorenzo, ya ha dejado su acta.

Villar explicó que sobre los expedientes informativos «todavía no sabemos nada. Hasta que todo eso se aclare no hay oferta a Podemos, iremos hablando y viendo como se van desarrollando los acontecimientos». El primer edil señaló que desconoce el tiempo que tardarán los expedientes, y que una vez se cierre ese proceso «se verá como quedan», y se decidirá sobre una nueva oferta a Podemos. De esta forma, todo parece depender de si la investigación del PSPV acaba con la expulsión de algunos o todos los ediles críticos con el alcalde, para aclarar el futuro del ejecutivo. Respecto a si hay posibilidades de ofrecer también a Compromís la entrada en el gobierno, el alcalde se limitó a señalar que esta formación «ha salido en prensa diciendo que no aceptaría la oferta».

Críticas

Desde la oposición los principales grupos se mostraron muy críticos con el alcalde. El portavoz de Ciudadanos (Cs), Pachi Pascual, lamentó el «bochornoso serial que está protagonizando el grupo municipal socialista y cuyo principal responsable es el alcalde, una situación que está afectando de forma preocupante a la imagen del municipio y a la gestión del Ayuntamiento, que está paralizada desde hace meses».

Pascual se pronunció así tras la decisión del alcalde de retirar las competencias a Jesús Arenas, portavoz del grupo socialista y hasta ahora concejal de Contratación, Infraestructuras, al que Villar ha solicitado además que renuncie a su acta, por el momento sin éxito. Y a ello se une la reciente marcha de Lorenzo y la dimisión en febrero de la edil de Educación, Belén Arques.

Por su parte el portavoz del PP, Óscar Lillo, también hizo responsable al alcalde y destacó que sus declaración son «incoherentes, un día pidiendo dimisiones de sus propios concejales, y al otro diciendo que no pasa nada y que todos vuelvan al redil. Hace borrón y cuenta nueva, y aquí no ha pasado nada», a lo que añadió que «ante la falta de dimisiones de todos los implicados solicitada por el propio alcalde el pasado viernes, hay que tomar decisiones y si Villar no lo hace es por tres motivos, no sabe, no quiere, o no puede, dando así muestras nuevamente de su falta absoluta de capacidad para dirigir un equipo, a tenor de lo que capítulo a capítulo va apareciendo, y que no hacen más que constatar la caótica situación existente».

Desde Vox su edil Adrián García manifestó que «no vamos a entrar a valorar los cambios del alcalde más propios de trileros que de una persona que gobierna un Ayuntamiento. Ayer estaba con los trabajadores y los ciudadanos, hoy está de nuevo con los suyos repartiendo competencias entre los mismos como si de un juego de cartas se tratara. Mientras los miembros de este gobierno (PSOE-EU) siguen en su Juego de Tronos, los ciudadanos sin ver soluciones a sus problemas».

Desde Podemos su edil David Navarro confirmó que no ha recibido aún la oferta formal para entrar en el ejecutivo, aunque hace apenas dos semanas ya rechazaron una por la inestabilidad del PSOE. Y en cuanto a la reorganización de competencias, manifestó que «el alcalde es quien tiene la potestad para la distribución de las mismas y suponemos que lo habrá hecho en el seno del equipo de gobierno tomando las decisiones que han considerado oportunas. No vamos a entrar ahí. Nuestra postura en cuanto a los hechos acontecidos ha sido muy clara al respecto y nos preocupa que se cierre todo este asunto como si aquí no hubiese pasado nada».

Y desde Compromís Ramon Leyda manifestó que «esperamos que esta nueva remodelación suponga poner al día todas las áreas del Consistorio que en estos momentos se encuentran desatendidas con el perjuicio que conlleva para los vecinos. Es tiempo de ponerse las pilas, dejar las luchas internas a un lado y asumir responsabilidades. Para eso acude la ciudadanía a las urnas: más gestión y menos teatro».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats