Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cs critica el retraso de obras previstas en 2021 en San Vicente y el alcalde dice que se harán este año

Cs denuncia que, salvo el pabellón, no se han hecho mejoras en calles o el alumbrado y Villar señala que están en proceso

La obra del pabellón es la inversión más importante de 2021 y de los próximos años. | INFORMACIÓN

Si las cosas de palacio van despacio, en la administración de San Vicente del Raspeig van a paso mucho más lento. Tanto que la mayoría de las inversiones que se había previsto realizar no se han iniciado o se encuentran en un estado de ejecución incipiente. A excepción de las obras de construcción del pabellón, otras inversiones previstas para la mejora de calles, nuevo alumbrado, seguridad vial o actuaciones en las instalaciones deportivas no se han llevado a cabo.

Algunas de ellas tienen montantes elevados. Por ejemplo, no se han iniciado proyectos que afectan directamente a barriadas del municipio como la creación de una zona recreativa junto al barrio El Tubo. La inversión prevista para desarrollar en 2021 es de 355.000 euros; también estaba prevista la reurbanización del barrio Los Manchegos, al que se ha destinado 300.000 euros; y mejoras en Pozo San Antonio por 192.000 euros.

Una situación que no ha pasado desapercibida a los partidos de oposición en el Ayuntamiento que critican la escasa capacidad de desarrollo de los proyectos previstos. Para el grupo municipal de Ciudadanos (Cs) el equipo de gobierno de San Vicente del Raspeig (PSOE y EU) no alcanza a materializar los compromisos que adquiere. La concejal Mariela Torregrosa lamenta que «de poco sirve presupuestar muchos millones sobre el papel si luego las obras no se ejecutan o se llevan a cabo con meses de retraso».

El alcalde, Jesús Villar, reconoce que hay obras muy importantes pendientes que se van a ejecutar durante este 2022 como el nuevo alumbrado, el asfaltado de calles y otras obras como la adecuación de los bajos del Ayuntamiento.

Buena parte de los proyectos que se incluyeron en el presupuesto del año 2021, bien de forma inicial o posteriormente mediante modificaciones de crédito, ni siquiera se han sacado a licitación. Esto provoca que las inversiones van pasando de un año a otro sin ejecutarse. La concejal de Cs señala que sin ejecutarse, las inversiones no cumplen su objetivo de mejorar la ciudad y generar empleo. Torregrosa incide en que se ha perdido la oportunidad de realizar inversiones importantes con los 13,5 millones de euros de los remanentes que inciden, habrían supuesto «una segunda transformación de San Vicente».

En el terreno social llama la atención que el Ayuntamiento no ha comprado en los dos últimos años ninguna vivienda destinada al alquiler social, a pesar de contar con presupuesto y ser uno de los compromisos que adquirió el equipo de gobierno con Podemos a cambio del apoyo de su grupo a los presupuestos. En 2020 se presupuestaron 150.000 euros, pero acabó el año y no se utilizaron. En 2021 se volvieron a incluir otros 150.000 euros en el presupuesto inicial y 325.000 euros más en el mes de mayo con los remanentes, un total de 475.000 euros que siguen sin ejecutarse.

Este año Podemos pone de nuevo sobre la mesa la necesidad de la compra de viviendas sociales y el consistorio vuelve a apostar por la compra de estas casas. Su apoyo a los presupuestos que se llevan a aprobación este lunes está asegurado, así como el de Compromís, que también 0 la adquisición.

El PP también reprueba que la mayoría de proyectos no se han ejecutado. «Ya se nos ha adelantado que la inejecución de 2021 va al superávit, y eso es por no hacer bien los deberes».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats