Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca se moviliza contra una planta de compostaje entre Benifallim y Benilloba

Vecinos y entidades ecologistas recogen firmas y remiten escritos solicitando información sobre unas intalaciones que quedarían ubicadas a apenas dos kilómetros de ambas poblaciones, aunque dentro del término municipal de Penàguila

La comarca se moviliza contra una planta de compostaje entre Benifallim y Benilloba

La comarca se está movilizando contra la posible ubicación de una planta de compostaje de fangos entre Benifallim y Benilloba. Vecinos y entidades ecologistas están recogiendo firmas y remitiendo escritos a los ayuntamientos para solicitar información acerca de unas instalaciones que quedarían ubicadas a dos kilómetros de distancia de ambas poblaciones, aunque dentro del término municipal de Penàguila. Los alcaldes de los municipios directamente afectados también han expresado su rechazo a la iniciativa por las molestias que generaría.

Benifallim y Benilloba están empezando a movilizarse contra la posible instalación de una planta de compostaje de fangos procedentes de depuradoras. Según la información facilitada por representantes vecinales, se ha tenido conocimiento de que una empresa, cuya identidad no ha trascendido, habría apalabrado la compra de unos terrenos situados a medio camino de ambos municipios, junto a la carretera, para instalar una planta de tratamiento de fangos. El pasado mes de octubre, incluso, se llevaron a cabo sondeos en esta propiedad.

Este hecho ha levantado la alarma, toda vez que el lugar en cuestión se encuentra situado a apenas dos kilómetros en línea recta de ambos cascos urbanos, y existe temor por las molestias que unas instalaciones de este tipo podrían ocasionar a nivel de malos olores y el paso continuado de camiones.

Con estos antecedentes, se ha iniciado una recogida de firmas en contra del proyecto, al tiempo que se han remitido escritos solicitando información a los ayuntamientos de Benilloba, Benifallim, la Torre de les Maçanes y Penàguila, localidad ésta última en cuyo término municipal se encuentran los terrenos de la polémica. A la petición de información también se han sumado otros colectivos, como el grupo ecologista La Carrasca, la Coordinadora d'Estudis Eòlics o la agrupación El Rentonar. Además, por las poblaciones han empezado a aparecer pancartas e incluso pintadas alusivas al tema.

Con todo, el alcalde de Penàguila, Carlos Blanes, aseguraba no tener conocimiento de iniciativa alguna. «Hasta ahora -decía-, no ha llegado al Ayuntamiento ninguna petición formal de lo que de momento es un rumor. Además, también hemos comprobado que los terrenos no se han vendido todavía. Lo que lamento es que se estén ensuciando las paredes del pueblo con pintadas».

Por su parte, el alcalde de Benifallim, José Carlos Barrachina, expresaba su completo rechazo a la iniciativa, en el caso de que finalmente se confirmara. Según sus palabras, «en nuestro pueblo tendríamos que soportar un paso continuado de camiones, que además pasarían justo por delante de la piscina municipal».

Barrachina tiene claro que este proyecto «no nos comportaría ningún beneficio, sino más bien todo lo contrario. Estamos hablando de malos olores e, insisto, del paso de camiones por casi todo el término municipal y en nuestra salida natural hacia Valencia».

La alcaldesa de Benilloba, María Fernanda Sanz, se expresaba en parecidos términos. «Si al final se confirmase, lo que está claro es que nos posicionaríamos en contra. Siempre hemos estado enfrente de este tipo de proyectos, porque serían negativos para el municipio por las molestias que generan», enfatizaba.

Destacar, por último, que los vecinos de ambas poblaciones tienen previsto convocar en breve una asamblea para analizar la situación y acordar líneas de actuación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats