Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Josefa Mula Bru: «Las empresas deben invertir y confiar en la investigación para su desarrollo a medio y largo plazo»

Profesora del Campus de Alcoy de la UPV, está en la lista de las mejores científicas españolas

Josefa Mula posa frente a los edificios del campus de Alcoy de la UPV. información

Doctora Ingeniera de Organización Industrial y catedrática de Organización de Empresas de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV), Josefa Mula Bru, se encuentra en la lista de las mejores científicas españolas. Es miembro de la comisión científica y técnica del Centro de Investigación en Gestión e Ingeniería de Producción (CIGIP) de la UPV. Además, es subdirectora de Calidad de la Escuela Politécnica Superior de Alcoy de la UPV desde 2008, cargos que la vinculan al desarrollo y potenciación de la investigación en el ámbito educativo orientado a la industria.

P ¿Cómo definiría su labor o trabajo de investigación?

R Mi campo de investigación está centrado en la industria; mejorar los procesos de producción de las empresas es uno de mis principales objetivos. Para ello, junto a mi equipo realizamos modelos matemáticos para optimizar las cadenas productivas y que las empresas puedan maximizar beneficios, minizar costes pero lo que es más importante ser más eficientes en cuanto a tiempos, aspecto que afecta directamente a sus empleados. Hay que tener en cuenta que aunque un excel parezca algo que está al alcance de todos llega un punto que no es útil para gestionar un gran volumen de pedidos, hay que dar un paso más y por ello hay que acogerse a los procesos de investigación, así como a sus modelos y resultados.

P ¿Cómo los desarrollan y, sobre todo, como saben si son efectivos?

R Primeramente acometemos una parte teórica o académica, trabajo arduo de desarrollo, mucho ensayo; error aunque la matemática es pura y exacta hay que encontrar la combinación perfecta. Posteriormente, cuando el modelo matemático ya tiene forma completa, trabajamos con empresas para su aplicación y así comprobamos su eficiencia real, hay que demostrar lo que se dice sobre el papel. Esta fase práctica abarca desde que entra el pedido hasta que llega el cliente, son muchos los factores que se conjugan en estos procesos, todos ellos contemplados en los modelos matemáticos que se realizan.

P ¿Cree que las empresas están convencidas de la importancia real de acogerse a la investigación para mejorar su producción y eficiencia?

R Realmente les cuesta por dos motivos. En primer lugar, quieren ver resultados de forma inmediata y hay que tener en cuenta que los procesos de investigación siempre tienen su efecto a medio y largo plazo; algo que a veces hace que se desespere y no se llegue a apostar. Y en segundo lugar por el tema monetario, muchas empresas cuando se habla de inversión depende de la magnitud de la misma están dispuestos o no; al final nosotros tratamos de mostrarles resultados pero ahí juega un papel grande la confianza y hay veces que aunque los números lo dicen todo no acaban de verlo claro para invertir tanto el tiempo como el dinero necesario para que la investigación forme parte de su empresa.

P En el campo de la industria y la empresa, ¿qué es importante investigar actualmente?

R Esto es algo cambiante pero si hemos de centrarnos en el hoy, hemos de apoyarnos en conceptos como la inteligencia artificial o la industria 4.0. Son conceptos muy complejos pero lo que nos dicen es que hay que recuperar y aplicar la tecnología en todos los sectores y ser eficientes a la hora de producir. En definitiva hemos de trabajar para mejorar los números como diríamos de forma común. Hay que centrarse en mejorar los modelos productivos para que sean efectivos sin dejar de lado la formación del personal y por supuesto los avances tecnológicos.

P En el campo académico, ¿qué papel cree que juegan las universidades en el desarrollo de la investigación?

R Las universidades de forma general son muy activas, los alumnos son ese impulso de cambio y esa sed de conocimiento que hacen que se abran nuevos proyectos y que además se ejecuten. En particular en el campus de Alcoy de la UPV de Valencia, puedo decir que la proactividad es máxima, algo de lo que me siento plenamente orgullosa.

P A nivel institucional y gubernamental, ¿cree que la investigación cuenta con el suficiente apoyo?

R Es un campo en el que nunca me gusta meterme ni evaluar. Solo he de decir que con los recursos que tenemos creo que estamos a buen nivel y sin duda se está trabajando mucho en todas las comunidades, cada una a su forma ya que cada provincia es un mundo. En el 2018, estábamos en la posición número doce en investigación científica, un puesto que no considero para nada malo, aunque está claro que queda mucho camino por recorrer creo que vamos en la dirección correcta y eso es lo más importante. Hay que tener claro qué se quiere y hacia dónde se quiere ir, y en materia de investigación creo que está muy bien definido. Por ello, juntemos esfuerzos y conocimientos y a continuar cumpliendo objetivos.

Las mujeres, si pasan la primera barrera, siguen siempre el camino

Las mujeres, si pasan la primera barrera, siguen siempre el caminoLas mujeres, la ciencia y la investigación siempre han sido tres conceptos a debate por su escasez en estos dos campos. En palabras de Josefa Mula «si son capaces de pasar la primera barrera, siguen siempre el camino». Tal y como indicaba la investigadora «en segundo de carrera pensé que no encajaba, me encontraba en una clase con dos chicas más y noventa y ocho chicos, un baremo que aunque no tan agresivo aún sigue. Una vez superé esto me di cuenta que conforme avanzas esto pasa a un segundo plano y aunque siempre hay más hombres que mujeres, nunca he sentido discriminación o que haya estado en un papel inferior; hay que romper barreras de carreras de chicos o chicas».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats