Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La xylella sigue su expansión y afecta ya a una superficie de 149.700 hectáreas en la provincia

El último informe de la Conselleria saca a la luz 1.217 nuevos positivos

La xylella sigue su expansión y afecta ya a una superficie de 149.700 hectáreas en la provincia

La xylella sigue su expansión y afecta ya a una superficie de 149.700 hectáreas en la provincia

La xylella fastidiosa sigue su expansión y afecta ya a una superficie de 149.700 hectáreas en la provincia. El último informe publicado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica saca a la luz 1.217 nuevos positivos que se concentran, según destaca, en municipios alicantinos. La Unión Europea (UE) está ultimando cambios en el protocolo de lucha contra la bacteria, como es la reducción de 100 a 50 metros el área de erradicación frente a las plantas infectadas, o la posibilidad de replantar los terrenos afectados con especies arbóreas que lleven dos años libres de xylella.

En el conjunto de la Comunidad Valenciana la superficie afectada por la xylella alcanza ya las 152.900 hectáreas, de las cuales 149.700 se encuentran en la provincia de Alicante, y tan sólo 3.200 en València. En la última actualización de datos realizada por la Conselleria de Agricultura, y presentada al conjunto de entidades agrarias, cooperativas y viveristas antes de su publicación oficial, aparecen 1.217 nuevos positivos, lo que demuestra, según explicaron los responsables autonómicos, entre los que se encontraba la consellera Mireia Mollà, el refuerzo en las labores de monitorización y rastreo para conocer la seroprevalencia de la plaga.

Los informes, asimismo, señalan que la xylella se encuentra extendida en la zona demarcada, y aunque se ha detectado en 8 nuevos municipios, éstos estaban ya incluidos en el radio de acción de Agricultura.

Según la información facilitada por la técnico de Asaja Tere Alemany, la UE está ultimando cambios en el protocolo de lucha contra la bacteria, destacando medidas como el recorte de 100 a 50 metros el área de erradicación frente a las plantas infectadas, lo cual supondría una rebaja significativa en la obligación de arranque de árboles; y también permitiría la replantación en las parcelas afectadas de especies arbóreas que lleven al menos dos años libres de xylella, abriendo la puerta al olivar, un cultivo que en la Comunidad se ha mostrado resistente a la bacteria y que se adaptaría bien a los terrenos más golpeados por la plaga.

Alemany, además, recuerda que la xylella aunque afecta mayoritariamente a almendros, también daña a otras especies, y que ya se han detectado positivos en 17 especies diferentes, entre ellas algunas de sotomonte, como el romero o la lavanda. «Es imposible erradicar todas las plantas infectadas porque forman parte de nuestro entorno», insiste, manteniendo la misma posición que el colectivo de agricultores afectados por la xylella.

Pese a que la UE pretende «flexibilizar» el protocolo, la técnico de Asaja manifiesta que «nos sorprendió porque desde septiembre se estaban eliminando los positivos y las zonas abandonadas, entonces no entendemos lo que se plantea, parece dar un paso atrás». En cualquier caso, los representantes de la entidad estudiarán con detenimiento la información facilitada por la Conselleria de Agricultura.

El informe de la administración autonómica también contempla que se ha ejecutado la retirada de especies hospedantes en 4.770 parcelas, mientras que otras 5.935 se han tratados con insecticida para prevenir la dispersión de la enfermedad por los insectos vectores. Con ello, Agricultura demuestra que además de cumplir con el plan de erradicación marcado por la UE, mantiene la prioridad de actuar sobre las parcelas abandonadas que suponen un riesgo potencial de propagación.

Agricultura detecta la bacteria en ocho nuevos municipios

La Conselleria de Agricultura ha detectado la presencia de la bacteria en 8 nuevos municipios: Alcoleja, Benilloba, Benimeli, Pego, Penàguila, Ràfol d'Almúnia, Sanet i Els Negrals y Sella. De las 78 poblaciones en los que se han confirmado positivos de la Comunidad Valenciana, 76 son de la provincia de Alicante y los otros dos de València, lo que convierte al sur del territorio valenciano en la zona afectada. De hecho, de las 152.900 hectáreas, 149.700 es superficie alicantina. Los agricultores, ante estos datos, están convencidos de que «si realizasen más análisis saldrían positivos en otras zonas».

Los afectados insisten en las medidas de contención

Los agricultores consideran que el arranque de árboles sanos «no es la solución» y exigen otras iniciativas

Los agricultores siguen demandando a la conselleria medidas de contención, ya que consideran que el arranque de árboles sanos «no es la solución». Desde la plataforma de afectados, Adolfo Rives ha manifestado que el nuevo informe de Agricultura «es más de lo mismo, continúan sacando nuevos casos», así como que la postura oficial del colectivo es que «queremos pasar ya a contención», ha insistido.

Mari Carmen Vañó, una de las afectadas, propietaria de terrenos en la Vall de Seta, ha expresado la sensación de abandono que tienen, lamentando que se «hable tanto de la España vacía y que el único medio de vida que tenemos en estos pueblos nos lo arranquen. Nos están hundiendo».

Vañó también ha denunciado que durante las semanas de mayores restricciones por el estado de alarma los trabajadores de Tragsa, empresa que se encarga del mantenimiento de montes y campos, «no han parado de revisar parcelas, poner etiquetas..., y mientras nosotros encerrados en casa sin poder cuidar nuestros terrenos». En este sentido, ha criticado las limitaciones que han sufrido para realizar quemas controladas, lo cual ha fomentado que los campos estén sucios de maleza y con ello «prolifere la aparición de insectos vectores de la xylella». Con todo, es consciente de que los árboles afectados se han de arrancar, pero no los sanos. «Los que no se eliminaron están preciosos».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats