Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Font Roja limitará el acceso a 50 vehículos diarios en otoño y Semana Santa

Una barrera cortará el paso de la carretera en fin de semana y festivos y quienes piensen ir al parque deberán comunicarlo con antelación

Visitantes en el parque natural de la Font Roja. | JUANI RUZ

El parque natural de la Font Roja limitará el acceso los fines de semana y los días festivos del otoño y del periodo de Semana Santa a un máximo de 50 vehículos diarios, la capacidad del aparcamiento existente en el santuario. Con esto se pretende evitar que el espacio natural sufra una excesiva presión provocada por los visitantes. La medida se aplicará todos los sábados, domingos y festivos entre el 9 de octubre y el 8 de diciembre, así como del 19 de marzo al 1 de mayo y en cualquier otra fecha que se considere oportuno, según la circular que da difundido la dirección del parque.

El órgano gestor del espacio natural ha comunicado al Ayuntamiento de Alcoy y a la Diputación de Alicante, como titular de la carretera CV-797, la única que lleva hasta el parque, la instalación de una barrera para impedir el paso a los vehículos en general en las fechas señaladas, y permitir el acceso únicamente a quienes tengan la debida autorización. A partir del sábado 9 de octubre, para acceder a la Font Roja los fines de semana y festivos de otoño y los cercanos a la Semana Santa será obligatorio comunicarlo con antelación, enviando un correo electrónico a la administración del espacio protegido, a parque_fontroja@gva.es. La solicitud deberá hacerse como mínimo el día anterior a la visita, y en ella se deberán indicar, entre otros datos, la matrícula del vehículo, teléfono del solicitante y el número de personas que acudirán.

Los clientes de los alojamientos y restaurantes que hay en el recinto del parque también podrán pasar, pero deberán informar previamente al establecimiento, el cual les facilitará una clave numérica para que se levante la barrera. Así, en la práctica implicará la necesidad de contar con una reserva, aunque en este caso a priori sí podrá hacerse el mismo día, dado que no se especifica nada al respecto. El mismo sistema se utilizará para los clientes de empresas de guías de turismo. Asimismo, los propietarios de fincas y los vehículos oficiales podrán acceder sin restricciones, aunque la dirección del parque señala que les informará del sistema específico que se empleará para estos usuarios. La barrera se va a ubicar a la salida de Alcoy, nada más pasar el cruce con el camino que lleva a la ermita de Sant Antoni.

El control de accesos, que se hará en colaboración con la Policía Local de Alcoy, se realizará igualmente cuando se prevean condiciones meteorológicas adversas, previniendo así posibles accidentes y evitando la entrada de conductores imprudentes, y también cuando exista riesgo de incendio. Este verano ya se llevó a cabo esta última medida, durante el episodio de ola de calor que tuvo lugar a mediados de agosto.

Los gestores de la Font Roja, como ha venido publicando este periódico, ya barajaban desde hacía algún tiempo la implantación de una barrera de acceso al parque para controlar el aforo, únicamente en fechas señaladas pero como una medida fija y no puntual. Hay que recordar que, por las condiciones del espacio natural, puede masificarse con mucha facilidad. Este verano no ha habido problemas significativos, pero sí los hubo en julio, agosto y octubre de 2020, en parte también debido a que la imposibilidad de viajar por la pandemia hizo que aumentaran las visitas a este enclave.

Una sola carretera que hace fácil el control pero que puede masificarse

Uno de los rasgos que otorga mayor vulnerabilidad al parque natural de la Font Roja en cuanto al riesgo de masificación es que únicamente dispone de un acceso por carretera, la CV-797, que termina en el santuario. En caso de que la afluencia de vehículos sea tan masiva que se desborde el aparcamiento, el peligro de colapso es bastante alto, y eso puede generar problemas si, por ejemplo, tiene que acceder algún vehículo de emergencia. Al mismo tiempo, no obstante, la existencia de una sola carretera para llegar facilita el control del aforo. A pie es totalmente distinto, ya que hay varias rutas hacia el parque desde Alcoy e Ibi.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats