Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pavón acusa a Echávarri de «crispar» el tripartito pero no romperá el pacto

El líder de Guanyar sostiene ante la asamblea que el «acuerdo de gobierno» se ha «reiniciado» en varias ocasiones, pero que «no termina de fructificar»

Pavón acusa a Echávarri de «crispar» el tripartito pero no romperá el pacto

Pavón acusa a Echávarri de «crispar» el tripartito pero no romperá el pacto

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Pavón acusa a Echávarri de «crispar» el tripartito pero no romperá el pacto C. Pascual

Con más marejada de fondo que olas en la superficie, con más mensajes que aspavientos de cara a la galería. Así discurrió ayer la asamblea de Guanyar, en la que se escucharon contadas palabras en tono elevado, pero en la que el vicealcalde de Alicante y líder de la marca blanca de EU, Miguel Ángel Pavón, volvió a apuntar al regidor socialista, Gabriel Echávarri. Lo hizo en una particular defensa propia ante los continuos enfrentamientos en el seno del gobierno local. «Nosotros estamos dispuestos a reiniciar el pacto de gobierno cuantas veces sea necesario, pero ya ha habido varios reinicios y nos encontramos con que no terminan de fructificar como quisiéramos», afirmó ayer Pavón en su intervención para relatar la situación del tripartito. Una explicación que continuó con una acusación directa al alcalde de Alicante: «Siempre hay alguna cuestión que desbarata los intentos de reconducir el pacto de gobierno. Hasta Navidad parecía que la cosa se había calmado, pero ha sido el alcalde el que ha vuelto al escenario de crispación y de enfrentamiento público». Pavón, así, hizo referencia a la decisión de Echávarri, por ahora paralizada por falta de apoyos dentro y fuera del tripartito, de crear dos direcciones generales para ascender a los asesores de Comercio y Fiestas, las dos competencias que no delegó en otros concejales.

Pavón, al margen de apuntar contra Echávarri y aludir solo de pasada a su otro socio (Compromís), defendió el «diálogo» como la herramienta necesaria para revitalizar un pacto de gobierno, un «proyecto de ciudad» al que, dijo, mantenerse fiel. También reconoció el «notable mal ambiente» existente entre los socios de gobierno, a la vez que no quiso mojarse sobre el futuro de las relaciones a tres bandas. «Espero que la situación se normalice, pero no me atrevo a pronosticar nada. El alcalde es muy impulsivo y nos coloca en situaciones complicadas», añadió Pavón, en una asamblea en la que también se criticó la falta de peso político de las reuniones de seguimiento del pacto. «Los resultados han sido bastante decepcionantes, tengo dudas de que hayan servido para algo», agregó el coordinador de EU, José Antonio Fernández Cabello.

«Resistencia» del PSOE

Por otro lado, el grupo municipal de Guanyar, a través de su nueva revista, sostiene que la elección como alcalde del socialista Gabriel Echávarri fue una decisión «errónea». El actual regidor alicantino ostenta la vara de mando gracias a los votos de sus dos socios de gobierno (Guanyar y Compromís), a los que se sumó el inesperado apoyo de Ciudadanos durante el pleno de investidura celebrado en junio de 2015.

Durante la negociación posterior a las elecciones municipales, Compromís decidió inclinar la balanza a favor de Echávarri, frente a la propuesta de Guanyar de promover una Alcaldía rotatoria. «Miguel Ángel Pavón pudo ser alcalde de Alicante si Guanyar hubiera contado con el voto y el apoyo de Compromís, que prefirió apoyar al candidato del PSOE», aseguran en la revista editada recientemente desde Guanyar y que ayer se presentó en sociedad durante la asamblea.

Desde la formación que lidera Pavón critican la «resistencia» a los cambios que han ofrecido los socialistas, en una evidente alusión, entre otros asuntos, a la remunicipalización de servicios municipales. «Hoy, tras año y medio de legislatura, a la vista está que fue una decisión errónea cuyas consecuencias son evidentes por los frenos y resistencias al cambio que existen en el seno del propio gobierno. Un alcalde de Guanyar hubiera acelerado y profundizado los cambios y mejorado sustancialmente los servicios de la ciudad», añaden en la revista, lo que se une a declaraciones recientes altisonantes, como aquella en la que Pavón acusó de «dictador» al regidor socialista por dejar a Guanyar con un representante menos en la Junta de Gobierno, una decisión que Echávarri argumenta en que el grupo de Pavón cuenta con un edil menos tras la expulsión de Belmonte.

Compartir el artículo

stats