Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Miró Pérez

«Los políticos hacen mucha propaganda de lo verde, y luego no dan un duro para investigación»

Javier Miró Pérez, en su pequeño observatorio meteorológico de Castalla.

Javier Miró Pérez, en su pequeño observatorio meteorológico de Castalla. información

¿Por qué las borrascas que barren España casi nunca llegan a zonas de Alicante como l'Alacantí o el Vinalopó?

Bueno, esa aseveración no es del todo correcta, en el sentido que la causa de la baja pluviosidad de estas comarcas no es tanto la falta de llegada de perturbaciones, como a su posición a sotavento de la mayoría de los vientos que pueden traer precipitaciones. Estas comarcas están muy a sotavento de advecciones del oeste o noroeste, pero también pierden aquí mucha eficacia lluvias de origen mediterráneo, que quedan ancladas en el litoral norte de Alicante y las montañas. Las áreas de la Comunidad que menos están acusando tendencias al cambio son las litorales, como l'Alacantí. Y ello parece deberse a que los vientos, del oeste o terrales, están perdiendo frecuencia con respecto a flujos marítimos mediterráneos, precisamente por un relativo aumento de bloqueos anticiclónicos evitando el paso de frentes atlánticos de oeste a este de la península. Ello hace que sea el interior de la Comunidad y las montañas las que estén sufriendo mayores tendencias al ascenso de temperaturas y relativa pérdida de las lluvias que llegaban desde el oeste. Por el contrario, en el litoral, la entrada de brisas y, al parecer, menores eventos de disparo térmico por el soplo de ponientes, provocan tendencias en las temperaturas mucho más débiles o moderadas, mientras que las lluvias de origen mediterráneo mantienen los totales anuales de precipitación sin cambios, y hasta con algún ascenso en la Marina Alta. Por tanto, la idea de que cuanto más cerca de la costa el cambio climático se manifestará más es un tópico.

¿Dónde suben más y dónde menos las temperaturas?

Las mayores tendencias al ascenso se detectan en el interior de la mitad norte de la Comunidad, especialmente en torno al bloque montañoso de Gúdar. Pero también son importantes en las partes más altas de los relieves alicantinos, como Aitana o Mariola. En general, en las partes altas del interior de la Comunidad la magnitud de calentamiento registrado es hasta tres veces superior que en los llanos litorales y prelitorales.

¿Existe un cambio climático o es literatura?

Depende de lo que se entienda por cambio climático. Hay que ser muy prudente en tal sentido. Es innegable que en los últimos decenios se ha producido un ascenso de las temperaturas. Y aún menos innegable, porque así se ha constatado con claridad, que el curso de borrascas en latitudes medias, asociadas a los vientos del oeste, ha tendido a contraerse hacia latitudes más altas. Otra cuestión muy diferente es estar convencido de que tal tendencia va a continuar

«Dowcastling estadístico de series climáticas: Reconstrucción de la temperatura diaria para la Comunidad Valenciana Interpolación espacial y análisis de tendencias (1948-2011). ¿De qué hablamos?

Se trata de un proceso de reconstrucción de todas las series de temperatura disponibles en la Comunidad Valenciana y áreas limítrofes entre 1948 y 2011. La mayoría de estas series sólo disponían de unos pocos años observados y presentaban fallos. Hoy en día disponemos de análisis atmosféricos globales que guardan información de los patrones atmosféricos generales de cada día, y podemos modelar la señal local que da como respuesta su comportamiento ante el abanico de tipos de tiempo posibles. Eso se hace a partir de las muestras de datos observados locales que tenemos, de manera que después se puede reconstruir toda la información faltante de esas series a todo el periodo en que disponemos del análisis atmosférico global, en este caso, a partir de 1948. Esto se conoce como downscastling estadístico.

¿Trabajo para un geógrafo experto en clima?

Es una lástima lo que está sucediendo en España, ya no sólo en el ámbito de la investigación del clima, sino en cualquier ámbito de investigación. Estuve trabajando 10 años en el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo como investigador del cambio climático, como predictor, e incluso en la creación de sistemas de aviso de riesgos a la población, como son las olas de calor y frío. Los recortes en investigación y un ERE me dejaron en el paro en 2012. Lo que no puedo comprender de las decisiones de los políticos es que para un tema tan importante como el cambio climático haya tanta ayuda para todo lo que suene a verde y, sin embargo, no se dé un duro para lo esencial del tema. Investigar cómo se produce el cambio climático. Un país sin investigación de vanguardia es un país ciego, basado en consumir presente sin crear futuro».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats