Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Los protocolos sirven para las rencillas, no para casos graves de bullying»

José Joaquín Nogueroles ha dedicado buena parte de su vida profesional al acoso escolar, un problema ante el que, critica, los colegios miran para otro lado.

José Joaquín Nogueroles: «Los protocolos sirven para las rencillas, no para casos graves de bullying»

José Joaquín Nogueroles: «Los protocolos sirven para las rencillas, no para casos graves de bullying»

Pasan los años y no parece que seamos capaces de atajar los casos de bullying. ¿Por qué?

bullyingSe trata de un fenómeno universal en el que los agresores tienen un toque psicopatológico. Detrás tienen poca empatía y se reafirman acosando a los más débiles y a quienes son diferentes. Los estudios dicen que son casos que crecen de manera exponencial. Además, es gente que se ve reforzada por su entorno más cercano, que ve con buenos ojos lo que hace. En todos los casos que he atendido durante mi carrera profesional, incluso en situaciones muy graves, nunca ha habido una consecuencia negativa para el agresor. No se actúa de forma decidida, por lo que las conductas crecen.

¿Por qué cree que los colegios no toman cartas en el asunto?

Yo creo que un poco es por el prestigio del colegio, o las pocas ganas de molestar a los superiores. Creen que si llama a la inspección no van a hacer nada o que puede que piensen que ellos son el origen del problema. El negacionismo es claro y existe. Les cuesta reconocer que el ascoso existe. Estamos en las mismas pese a que pasan los años. Es el mirar hacia el otro lado. Todo a pesar de que los profesionales que están en educación y llevan estos temas son excelentes y cuando actúan, actúan muy bien. Pero a veces cuesta que les llegue la información y cuando les llega, la situación ya está muy deteriorada. Muchos acosados se han tenido que ir y el acosador se ha quedado en el colegio. La excusa de Educación es que no se les puede trasladar, pero hay niños que han sido muy conflictivos para los profesores y han hecho un traslado.

Sufrir acoso continuado aumenta por cuatro la posibilidad de padecer depresión, ansiedad crónica o estrés post-traumático

¿A qué edad comienza a perfilarse la conducta de un acosador?

acosadorA partir de los siete años no es infrecuente que empiece. Hace falta una implicación del profesorado para actuar sobre esto. Hay muchos protocolos de convivencia, pero me da la impresión que para los casos graves no sirven. Sirven para las rencillas, pero el bullying es complejo e implica a muchas personas. Está la víctima y el entorno que mira y calla. Es importante actuar sobre este entorno que mira y no hace nada o piensan que se lo tiene merecido. Hace falta profesionales muy formados y decididos para cortarlo de raíz y que tenga una consecuencia para el acosador.

¿Qué consecuencias tiene a largo plazo sufrir acoso escolar?

acoso escolarEl hecho de sufrir un acoso continuado aumenta por cuatro las posibilidades de sufrir depresión, ansiedad crónica, trastornos por estrés post traumático y por supuesto suicidio e intentos de suicidio para no tener que ir al colegio.

Ponemos siempre el foco en el menor acosado, ¿pero qué hay del acosador?

El acosador, en la misma medida o más que el acosado, necesita una atención psicológica. A veces ocultan a personas con graves problemas a nivel de empatía y cuando llegan a adultos eso tiene un nombre, es un psicópata. El psicópata no nace a los 20 años. Estos niños que son acosadores natos, tienen un componente psicopatológico que merecería la pena estudiar. Si nos quedamos sólo en la víctima, arreglamos parte del problema.

Compartir el artículo

stats