Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis de las aguas residuales: el virus se descontrola en la Zona Norte y baja a mínimos en las playas de Alicante

La actualización del estudio de Aguas de Alicante para el Ayuntamiento evidencia que el rastro biológico de coronavirus es hasta diecisiete veces mayor en barrios de rentas bajas que en los distritos más acomodados

Un científico examina células infectadas por Covid-19 en un laboratorio de San Petersburgo.

El estudio de las aguas residuales de Alicante evidencia que el covid-19 también va por barrios. La incidencia del coronavirus se ha disparado en la Zona Norte de la capital, en los barrios más desfavorecidos, mientras que cae a mínimos en la zona de playas, es decir, en los distritos más acomodados de la ciudad. Así se revela en la última actualización semanal del análisis que Aguas de Alicante está realizando para el Ayuntamiento de Alicante con el objetivo de disponer de más herramientas para el control de la pandemia en un municipio donde la incidencia acumulada de casos positivos se ha cuadruplicado en casi un mes, pasando de los 41 casos por cada 100.000 habitantes de mediados de agosto a los 163 casos en la actualización del pasado martes.

El estudio demuestra que la zona con datos más preocupantes se localiza en el norte de la ciudad, donde el último análisis arroja 29.000 ug/500 ml, lo que supone duplicar su peor registro -que entonces ya era preocupante- en apenas veinte días. Muy lejos de esas cifras se sitúa la segunda zona con mayor prevalencia del virus en las aguas residuales (18.000 ug/500 ml). Se trata de la zona del desdoblamiento del colector general, que incluye barrios como Benalúa, Ensanche, junto a Carolinas y Altozano. En esa zona también figura el Hospital General de Alicante, un hecho que no se puede pasar por alto en el análisis de ese registro ya que los ingresados por covid pueden incrementar notablemente los datos de esa zona, que está experimentando una subida muy controlada en los tres últimos muestreos de un estudio que en septiembre ha pasado a recoger muestras cada semana.

Cerca de esos números se encuentra el distrito que engloba al Centro y a los barrios del litoral sur, donde el rastro biológico de coronavirus se elevó hasta los 15.000 ug/500 ml en el análisis del pasado 8 de septiembre. Eso sí, esa cifra casi se quintuplicó en solo una semana, empeorando notablemente los últimos registros de la zona. 

Dentro de esos barrios en una situación intermedia en Alicante también aparece el distrito que incluye a la Florida, Ciudad de Asís, los PAU 1 y 2, además de Rabasa, donde la prevalencia del virus se quedó en 10.000 ug/500 ml en el último registro disponible, mostrando una subida paulatina.

En una situación por ahora privilegiada respecto al resto de la ciudad se encuentra la zona de playas, donde destaca la Albufereta y San Juan, dos de los enclaves más acomodados de Alicante. Resultan especialmente llamativas las cifras de la Albufereta, donde salvo un pico (en el muestreo del 2 de septiembre) los datos no han superado la barrera de los 3.000 desde que arrancó el análisis.

Los resultados que arroja el estudio de Alicante no difieren, en términos generales, de lo que se observa en otras grandes ciudades, como Madrid, donde la presencia del virus en las zonas más desfavorecidas es mucho más acusada que en los barrios ricos. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats