Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Blas, Florida, Rabasa y Ciudad de Asís presentan cifras alarmantes de covid en sus aguas residuales

La presencia del virus se multiplica por 13 en barrios como Carolinas, Benalúa y Altozano - El centro y el litoral tienen los mejores datos

San Blas, en la imagen, junto a Rabasa, Ciudad de Asís y Florida registran el índice más alto. | PILAR CORTÉS

San Blas, en la imagen, junto a Rabasa, Ciudad de Asís y Florida registran el índice más alto. | PILAR CORTÉS

El aumento de contagios de coronavirus en esta quinta ola de la enfermedad se refleja en las aguas residuales de Alicante con una mayor presencia del material genético del SARS-CoV-2 en diversas estaciones, especialmente en el colector Oeste-Gran Vía Sur, que recoge las aguas negras de barrios como la Florida, Ciudad de Asís, San Blas, PAUs 1 y 2, y Rabasa. La última actualización del estudio «Covid-19. City Sentinel», correspondiente al 30 de julio, arroja unos niveles de 17 millones de unidades de genoma de covid-19 por cada litro de agua (ug/l), valor considerado «muy alto», que no se registraba en el alcantarillado de la ciudad desde hace meses, antes incluso que en febrero, cuando la herramienta de Aguas de Alicante para descubrir la presencia y cantidad de virus confirmaba el descenso a niveles previos a la segunda ola.

La menor presencia de covid en aguas residuales se detecta en el litoral de la ciudad de Alicante. | PILAR CORTÉS

Estos 17 millones de unidades de genoma en el colector oeste es el doble de la cantidad de virus registrada en las aguas residuales de la zona en las analíticas del 21 de julio, que ya entonces multiplicaba por ocho las de la semana anterior. La situación también se desboca en los barrios que vierten en el denominado «desdoblamiento del colector general», que en la práctica incluye barrios como Benalúa, Ensanche, Carolinas, Campoamor y Altozano, donde se detectan 6 millones de unidades de genoma del virus por litro, frente a las 460.000 unidades registradas nueve días antes, es decir, ahora hay trece veces más. Un fuerte aumento en esta estación, donde el índice es alto en la escala de detección.

Freno en otras zonas

En cambio la situación está más contenida en el resto de estaciones de Alicante, incluso con un descenso de material genético del covid en la última semana, lo que podría preludiar que la quinta ola está frenándose. En las analíticas del Pla, Garbinet, Cocó y Zona Norte, que durante la mayor parte de la pandemia ha registrado los índices más elevados, a fecha 30 de julio, el índice en el alcantarillado está en 1,7 millones de unidades de genoma por cada litro de agua, casi tres veces menos que la semana anterior y la mitad que hace 15 días. En la Playa de San Juan y PAU 4 y 5 se ha pasado en nueve días de 2 millones ug/l a 1.400.000. Aún así, la contaminación por covid en las aguas residuales de la zona de playas también supera el umbral de cantidades altas de acuerdo a los niveles catalogados por los técnicos del estudio impulsado por Aguas.

Ahora mismo solo dos zonas de las seis en las que se realizan estas mediciones están por debajo del millón de unidades de genoma del virus en los restos biológicos, que marca la barrera «psicólogica» para hablar de situación moderada, por lo que el panorama tampoco es para lanzar las campanas al vuelo. En el caso de la Albufereta, Miriam Blasco y Villafranqueza se registran 590.000 ug/l frente a los 3,6 millones de las analíticas del 21 de julio. Solo puede catalogarse de leve la situación en los barrios del colector general, es decir, centro urbano hasta Alfonso el Sabio y alcantarillado del litoral de la ciudad con 140.000 unidades de genoma por litro, con una mejora considerable frente a la anterior medición, que dio 850.000 ug/l (ni el 7 ni el 4 de julio se detectó covid en esta zona). El estudio arrancó en julio de 2020 y es semanal.

Compartir el artículo

stats