Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reurbanización de Padre Esplá se retrasa hasta final de año, 8 meses más de lo previsto

El bipartito prevé retirar en unos días todas las vallas, salvo en las plaza de la Olivera, que será donde finalice la actuación - Los bancos y las papeleras se instalarán en unos días, y también se espera que los autobuses recuperen su recorrido habitual

Las obras de Padre Esplá, en una imagen tomada este jueves en el entorno de la plaza de la Olivera. |

Las obras de Padre Esplá, en una imagen tomada este jueves en el entorno de la plaza de la Olivera. | ALEX DOMÍNGUEZ

El final de año será especial para los vecinos de El Pla. Si no se producen más retrasos, que todo puede pasar viendo los antecedentes, las obras de reurbanización de la avenida Padre Esplá finalizarán a mediados de diciembre. La anterior fecha era este jueves, 14 de octubre. Inicialmente, la obra iba a finalizar seis meses después de su inicio, es decir, a mediados de abril. Luego se fue aplazando el plazo de tres meses en tres meses, hasta que el último se ha fijado en la recta final de 2021. Es decir, una obra que iba a durar seis meses al final, en el mejor de los casos, se prolongará catorce meses, entre el enfado de vecinos y sobre todo de los comerciantes.

A estas alturas, todavía queda por hacer, aunque el «tronco» central de la avenida ya está a punto. De hecho, hace días que está abierto al tráfico en ambos sentidos y también el carril bici situado en el centro. Los trabajos, en los últimos días, se concentran principalmente en el entorno de la plaza de la Olivera, en la zona central de Padre Esplá. La previsión de la Concejalía de Urbanismo es que en los próximos días se retiren todas las vallas, salvo las de esa zona. También está previsto que en los próximos días se instalen las papeleras y los bancos, es decir, el mobiliario urbano. De igual forma, se espera que los autobuses de la zona recuperen su recorrido habitual. Esto sucederá, según concretan desde la concejalía, cuando se instale el único semáforo previsto en la calle, cerca de la parada de autobús de Montemar, pese a que desde la Concejalía de Tráfico se valoró instalar una mayor red semafórica pese a tratarse de plataforma única y estar reducida la velocidad a 30 kilómetros por ahora en la zona.

El proyecto no solo ha sufrido cambios en los plazos, sino también en el coste. De tener un presupuesto inicial de 2,37 millones de euros, finalmente, si no se produce ningún nuevo incremento, pasará a suponer un coste para las arcas municipales de 2,82 millones de euros. Es decir, la obra costará al final más incluso del precio de licitación puestos por los técnicos municipales en el arranque del proceso, que era de 2,49 millones, ya que las obras de las cinco licitadoras inicialmente no rebajaron en exceso la cantidad.

Compartir el artículo

stats