Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La receta de los médicos de Familia: más contratos y mayor presupuesto

La Sociedad Valenciana de Medicina Familiar marca diez líneas rojas para apoyar el plan de la Conselleria de Sanidad para desbloquear Atención Primaria

Una enfermera saca sangre a un paciente en un centro de salud. | EFE

Semanas para que te vea el médico, teléfonos que siempre comunican, colas ante los mostradores, trabajadores exhaustos y pacientes muy enfadados. Los centros de salud viven sus momentos más bajos, atenazados por años de recortes y por una pandemia que los ha desbordado por completo.

Ahora la Conselleria de Sanidad se plantea sacar a flote la Atención Primaria en la Comunidad Valenciana, para lo que va a presentar en los próximos días un marco estratégico con el que promete acometer un profundo cambio desde la base. A falta de conocer los detalles de este plan, los médicos de familia, a través de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Sovamfic), han marcados las diez líneas rojas que creen imprescindibles para apoyar este plan.

La más importante, el presupuesto. «Un nuevo modelo que dé respuesta a la complejidad, al envejecimiento de la población, necesidades preventivas, diagnosticas y asistenciales del covid y a la demanda de salud creciente, defendiendo un sistema público de salud, sostenible, sólo es factible con un incremento real del presupuesto hasta llegar al 25%», señala esta sociedad científica. Para el vicepresidente de la Sovamfic, Javier Blanquer, este punto es innegociable. «No queremos más planes sin presupuesto, ya que todas las medidas que se han planteado hasta el momento no han ido acompañadas de dinero y es esencial invertir en la contratación de personas, en la renovación de equipos y en la dotación de los centros de salud». Blanquer lamenta que en las reuniones que han tenido desde 2019 con la Conselleria de Sanidad para tratar de fijar una hoja de ruta para la Atención Primaria, «el requisito siempre ha sido que debía ser a coste cero». Algo que espera no ocurra con el nuevo plan que va a presentar la conselleria.

Otra de las líneas rojas para estos profesionales pasa por aumentar las plantillas de los centros de salud y revisar sus condiciones laborales y salariales. Según las estimaciones de los sindicatos CC OO, en la Comunidad Valenciana son necesarios unos 3.700 trabajadores más de todas las categorías para mejorar la asistencia. Sólo en médicos de familia y pediatras el Sindicato Médico Estima que la provincia necesita 400 profesionales para poder tener cupos de 1.500 pacientes por médico de familia y 900 niños por pediatra.

Ligada a esta exigencia, la Sovamfic reclama también un plan para fidelizar a los especialistas que se vayan formando. Actualmente, buena parte de estos médicos se va a trabajar a otros servicios, como Urgencias, o directamente al extranjero o a otras comunidades autónomas donde son mejor pagados.

Descargar

Exigen también los médicos poder gestionar sus propias agendas y que estas sean flexibles y que se potencie el área administrativa de los centros de salud para descargarles a ellos de las tareas más burocráticas que actualmente copan buena parte de su consulta.

Además, reclaman que se invierta dinero en el mantenimiento de los centros de salud a través de un plan que incluya espacios y medios diagnósticos.

En los últimos dos años la pandemia ha acelerado la implantación de la telemedicina, aunque de una manera desigual. Por eso, los médicos exigen que se diseñen soluciones en función de las necesidades de los usuarios, potenciando la monitorización a distancia, la gestión de la citación mediante aplicaciones y la inteligencia artificial, así como la gestión ágil del intercambio de documentos entre el centro de salud y la ciudadanía.

Compartir el artículo

stats