Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho preguntas ante el nuevo juicio del caso Sala

Otro jurado popular y un magistrado diferente tendrían que escuchar, en caso de no renunciarse a ninguno, a los testigos que ya declararon para juzgar a Miguel López por el asesinato de su suegra

Miguel López sentado en el banquilllo junto a su abogado (a la izquierda) el día que comenzó el primer juicio. RAFA ARJONES

Tras la decisión del Tribunal Supremo de anular el primer juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, la Audiencia de Alicante deberá volver a celebrar una nueva vista oral con otro magistrado y otro jurado popular por estos mismos hechos. En el banquillo, se sienta como acusado Miguel López, yerno de la víctima, que fue exonerado en el primer juicio por el tribunal popular por siete votos a dos. Dos días antes, el jurado había emitido un primer veredicto que sí le consideraba culpable por seis votos a tres, pero la magistrada que presidía el juicio, Francisca Bru, lo rechazó porque consideraba que la resolución no estaba suficientemente motivada. Tras la sentencia, las acusaciones pidieron el acta de esa primera votación para valorar si la motivación era o no insuficiente, pero el documento había sido destruido.

Este hecho ha determinado que el Supremo obligue a repetir todo el juicio de nuevo. Mientras se recibe la causa, éstas son algunas de las preguntas que suscita este nuevo proceso de lo que se ha bautizado como el caso Sala y por el que todos los protagonistas deberán pasar ante un tribunal que verán los mismos hechos desde una nueva mirada.

FECHAS

¿Cuándo se celebrará el juicio?

Para poder determinar la fecha del juicio, lo primero es que llegue la causa desde el Tribunal Supremo a la Audiencia Provincial de Alicante. En estos momentos, la Oficina del Jurado se encuentra al día y con la agenda despejada, pero todo dependerá de la disponibilidad del magistrado al que le toque presidir el jurado para poder elegir la fecha. La duración prevista de la vista oral es de al menos tres semanas. Las previsiones apuntan a que antes de un año podría celebrarse el juicio, aunque al no ser una causa con preso, tampoco se trata de un señalamiento preferente.

EL JUZGADOR

¿Qué magistrado presidirá el tribunal popular?

La Audiencia de Alicante tiene un turno especial de magistrados que deben presidir los juicios con jurado que se reciban. Los casos se reparten por riguroso orden de llegada, aunque los jueces pueden plantear su abstención o ser recusados por alguna de las partes en el caso de que concurra alguna causa justificada. Uno de los magistrados que difícilmente podría presidir este caso de jurado es José Luis de la Fuente, ya que fue él quien llevó a Miguel López al banquillo mientras estaba destinado en el juzgado de Instrucción siete de Alicante y antes de su ascenso a la Audiencia. En 2017, el magistrado Javier Martínez Marfil se abstuvo de intervenir en los recursos que debían decidir sobre la libertad de Miguel López porque era amigo de dos hijos de la viuda del expresidente de la CAM.  

EL JURADO

¿Quiénes formarán parte del jurado en el nuevo juicio?

La bolsa para elegir a los futuros candidatos de los juicios con jurado cuenta con un total de 3.500 candidatos que se renueva cada dos años mediante sorteo. Consiste en una aplicación informática que los selecciona de manera aleatoria de la población inscrita en el censo. Esta bolsa se tendría que renovar después del verano. Cada vez que llegue una causa con jurado, se abre la bolsa para seleccionar a 36 candidatos, de entre quienes saldrán los nueve jurados y los dos suplentes que finalmente estarán en la vista oral.

PRUEBA TESTIFICAL

¿Tendrán que volver declarar todos los testigos?

Cerca de medio centenar de testigos, además de peritos y policías que intervinieron en la investigación fueron llamados a declarar en el anterior juicio. Todos ellos serán vueltos a citar en la nueva vista oral. Sin embargo, no todos ellos tendrían por qué volver a ser citados. Las partes ya conocen lo que dijeron en el juicio anterior y, por consiguiente, lo que van a decir en éste. Por este motivo, las partes podrían optar por prescindir de su testimonio.

LOS INTERROGATORIOS

¿Influirá en sus testimonios el paso del tiempo?

Han pasado seis años desde que María del Carmen Martínez fue asesinada. Aunque no hay testigos directos de los hechos, la mayoría de las personas citadas eran o bien del entorno cercano de la familia o bien sus trabajadores, por lo que serán interrogados sobre las relaciones entre ellos. La duda está en si tendrán recuerdos nítidos sobre lo que se les pregunte o ya hayan olvidado alguna de estas cuestiones.

LAS COMPARACIONES

¿Cómo influye lo que pasó en el primer juicio en este?

Nada de lo que se dijo en el primer juicio podrá ser tenido en consideración en el nuevo. Hay borrón y cuenta nueva, aunque como testigos todos ellos tienen la obligación de decir la verdad y en caso contrario podrían ser imputados por un delito de falso testimonio. 

EL ACUSADO

¿Declarará Miguel López?

El primer juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, el acusado se acogió a su derecho a no declarar, alegando su frágil estado psicológico. Ni siquiera respondió a las preguntas de su propio abogado. Al final de la vista, se le dio un turno de última palabra en el que optó por seguir callado. En este nuevo juicio, López y su defensa podrían optar por una nueva estrategia y declarar o bien mantener su silencio.

LA DELIBERACIÓN

¿Cómo será el nuevo jurado?

Una de las características que marcó al anterior jurado del caso Sala es que su papel fue mucho más activo de lo que habitualmente suelen ser los miembros de los tribunales populares. Al final de cada interrogatorio, siempre había una lista de preguntas por parte de los jurados, en las que quedaba patente que conocían lo relevante para la causa.

Compartir el artículo

stats