Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Brexit y las tarjetas para aparcar los vecinos disparan el padrón en Benidorm

La ciudad experimenta una subida de 1.163 nuevos residentes, la más alta desde 2013 - Más de 800 británicos se empadronan en 2019 en la ciudad

La zona del paseo de Levante de Benidorm, en primera línea, lleno de personas caminando.

La zona del paseo de Levante de Benidorm, en primera línea, lleno de personas caminando. david revenga

Benidorm acumula años de subidas de número de habitantes de su padrón. Y ha sido en 2019 cuando se ha producido el aumento más alto de población de los últimos cuatro años con 1.163 nuevas altas. Entre las razones, un proceso del Brexit que habría animado a los británicos a inscribirse en la ciudad pero también la medida tomada por el Ayuntamiento de instaurar zonas de aparcamientos solo para vecinos que dispararon los empadronamientos para disfrutar de esta fórmula en sólo unos meses.

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) a fecha de 1 de enero de 2019 (y hechos públicos a principios de 2020) arrojan una cifra de 68.721 habitantes que residen en la capital turística. La población habría aumentado en solo un año cerca de un 2%, es decir, 1.163 personas, lo que casi dobla lo que se ha incrementado en años anteriores. Según datos del instituto nacional, en 2018 había 67.558 habitantes en Benidorm. Con todo, según el INE, en 2019 hay empadronadas más mujeres (33.471) que hombres (33.250), una tendencia que también se ha repetido en los últimos años.

Así, según las mismas cifras, la ciudad lleva cuatro años de subidas de población desde 2016 cuando los vecinos eran 66.642. Sólo un año antes, se produjo una bajada de empadronados de 2.403 personas, la más alta desde 2013 cuando el municipio pasó de 73.768 a 69.010 empadronados; un efecto de la crisis económica.

Con todo, la subida del padrón en 2019 es una noticia «muy positiva» para Benidorm, según apuntó el alcalde Antonio Pérez. «Demuestra que la ciudad sigue siendo atractiva y que la gente sigue eligiéndola para vivir» porque «ofrece oportunidades tanto laborales como familiares» y con todo tipo de servicios. El primer edil apuntó que «la oferta educativa que tiene el municipio ha sido durante muchos años una de las razones para que los residentes eligieran Benidorm». Así destacó que los datos demuestran que «es una ciudad atractiva y amable donde se puede vivir» y añadió que «nuestra política será seguir prestando servicios buenos y que sean de calidad»para continuar recibiendo vecinos. Con todo, el Ayuntamiento de Benidorm lleva años marcándose como objetivo llegar a los 75.000 habitantes.

Británicos empadronados

Entre las razones de que 2019 haya sido un buen año en cuanto a inscripciones en el padrón municipal estarían los efectos del Brexit. Los ciudadanos británicos que residen varios meses al año en la ciudad o, incluso, han establecido aquí su residencia han optado por empadronarse en la capital turística. Solo de enero a noviembre, según datos municipales, 811 británicos se habrían dado de alta en el padrón. El incremento en Benidorm ha sido importante pero, según las fuentes consultadas por este diario, no como en otras poblaciones de la provincia donde sí ha habido un repunte alto.

Algunos de ellos, según las fuentes consultadas por este diario, lo habrían hecho por las consecuencias que el Brexit puede tener sobre su estancia en la ciudad. Y es que para lograr permanecer en España si Reino Unido sale de la Unión Europea, algo muy importante será estar empadronado.

A ello también han contribuido a las campañas informativas que en los últimos meses se han llevado a cabo sobre el colectivo. Parte de ellas desde la Asociación de Empresarios Británicos que opera en la ciudad con Karen Cowles al frente. Ellos se han encargado de explicarles a los ingleses no sólo la importancia de este trámite sino los beneficios que también logran con él, desde servicios municipales, atención sanitaria o educación, entre otros.

Pero si algo ha revolucionado en el último año el padrón ha sido el incremento de inscripciones debido a una de las medidas municipales puesta en marcha por la Concejalía de Movilidad: la tarjeta de residente para poder aparcar en las plazas sólo destinadas a los vecinos de Benidorm. La iniciativa arrancó en el mes de febrero y desde entonces muchos residentes de la ciudad que aún no se habían empadronado decidieron hacerlo para poder acceder a esta autorización y poder dejar sus vehículos en las zonas designadas.

Desde que se puso en marcha esta medida para intentar facilitar el aparcamiento a los empadronados, el Ayuntamiento de Benidorm ha tramitado 17.760 tarjetas de este tipo, según datos municipales. Y, junto a ellas, cientos de inscripciones en el padrón. Solo en el primer mes de puesta en marcha de esta cuestión, se dieron 589 nuevas altas.

El concejal del área, José Ramón González de Zárate, indicó que «ya avisamos de que ocurriría esto». La campaña «ha hecho que mucha gente se inscriba en el padrón y según la hemos ido extendiendo a calles de todos los barrios, se han dado más empadronamientos».

Objetivo: Llegar a los 75.000 vecinos empadronados

Benidorm lleva años teniendo un objetivo en su retina: llegar a los 75.000 habitantes para ser catalogada como «Gran Ciudad». La razón: los beneficios que reportaría al municipio como la obtención de ingresos adicionales por parte del Estado, un aumento de los recursos provenientes de otras administraciones y cambios en la estructura orgánica municipal, entre otras cuestiones. De hecho, durante la última década se han realizado varias campañas para ello. El alcalde Antonio Pérez explicó que es «un objetivo» que se lleva persiguiendo durante años y que sí que es el paso a conseguir en un futuro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats