Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Crisis del coronavirus: Benidorm dividirá la playa en parcelas para limitar el aforo y controlará el acceso a la arena

El alcalde, Toni Pérez, advierte de que los paseos por la orilla tendrán que modificarse para garantizar la distancia social y la seguridad

Una de las playas de Benidorm, en una imagen reciente.

Una de las playas de Benidorm, en una imagen reciente. david revenga

Evitar la masificación y garantizar el cumplimiento de la distancia social es uno de los mayores quebraderos de cabeza con el que los ayuntamientos de todos los municipios costeros de la provincia deberán lidiar en los próximos días. En este sentido, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez (PP) avanzó ayer que se plantea dividir la playa en parcelas y controlar el acceso a la arena para reducir el número de usuarios.

El objetivo pasa por evitar esa tradicional estampa de sombrillas apiladas en las que apenas cabe un alfiler, una situación que choca de lleno con el modelo turístico de sol y playa tan presente no solo en la ciudad, sino en toda la Costa Blanca.

El protocolo de apertura de las playas que está diseñando el Ayuntamiento de Benidorm se publicará en los próximos días, pero sí se confirmó ayer que esa división del litoral en parcelas «es una de las líneas que trabajamos», señaló Pérez. El alcalde añadió también: que «no se me ocurre una idea mejor para garantizar la seguridad y los aforos en cada tramo de playa».

Por otra parte, el primer edil precisó que se establecerán controles de acceso a la arena, de forma que no podrá pasearse con la libertad a la que están acostumbrados hasta ahora. «La circulación no será como hasta ahora porque es imposible si se quiere controlar el aforo en la playa». En ese sentido ha abogado por establecer como prioritario «el derecho de todos a sentirnos seguros».

Los técnicos y el personal municipal continúan trabajando en este documento que sirve como protocolo de acceso, por lo que podrán incluirse nuevas medidas ya que se pondrá especial énfasis en «garantizar la seguridad del usuario».

Tecnología

La normativa actual, recordó el alcalde, otorga a los ayuntamientos la potestad de gestionar las playas, y en el caso de Benidorm se van «a controlar los flujos de movilidad, el uso del mobiliario, el acceso... y todo lo haremos con el uso de la tecnología porque para eso somos el primer destino turístico inteligente certificado del mundo».

De hecho, depende del municipio, actualmente se puede o no pisar la playa. En el caso de Santa Pola, por ejemplo, sí están permitidos los paseos por el litoral, mientras que Elche, municipio limítrofe, las mantiene cerradas y solo permite el acceso a deportistas federados, en un espacio muy acotado, para realizar sus actividades deportivas.

En las próximas semanas, a medida que avance la temporada estival y se vayan activando las diferentes fases de la desescalada, estas medidas podrían flexibilizarse para compaginar la actividad turística y de disfrute de usuarios con su seguridad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats