Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva balsa de riego en La Nucía abastecerá de agua a la Marina Baixa

Cuenta con 17.000 metros cúbicos y regulará las aguas regeneradas de la EDAR de Benidorm

La nueva balsa de riego de La Nucía.

La nueva balsa de riego de La Nucía. información

La Nucía cuenta con una nueva balsa de riego para dar servicio a la Marina Baixa. Se trata de la primera infraestructura dentro del Plan Vertebra de la Diputación de Alicante que cuenta con una inversión total de 900.000 euros y que permitirá abastecer de agua a todos los miembros del Consorcio comarcal: La Nucía, Polop, Altea, l'Alfàs del Pi, Benidorm, Callosa d'en Sarrià, La Vila Joiosa y Finestrat.

Los terrenos para la construcción de esta nueva balsa de agua han sido cedidos por el Ayuntamiento nuciero para esta infraestructura que ya se ha puesto en funcionamiento.

Al lugar asistieron ayer Ana Serna, Diputada Ciclo Hídrico; Antonio Pérez, alcalde de Benidorm; Andrés Molina, alcalde de Callosa d'en Sarrià; Diego Zaragozí, concejal de Ciclo Hídrico de Altea; Bartolomé Selles Llorca, presidente de los Regantes canal Bajo Algar; Antonio Ivorra, presidente de la Comunidad Regantes La Nucía; Vicente Miguel Cano, presidente de la Séquia Mare de La Nucia; Jaime Berenguer, director del Consorcio Aguas Marina Baixa; y Bernabé Cano, alcalde de La Nucía; así como concejales y representantes de regantes de los municipios que integran el Consorcio.

Esta nueva balsa se encuentra al final del Ramal de la conducción de reutilización que tiene una longitud entre La Vila Joiosa y La Nucía de unos 25 kilómetros. La balsa de agua tiene un volumen de 17.000 metros cúbicos y su función es la regulación de las aguas regeneradas del sistema terciario de la EDAR de Benidorm.

Toda esta obra va a permitir un mayor uso de las aguas regeneradas y una mayor garantía del sistema terciario de la EDAR de Benidorm. Está ubicada en la zona de Montahud Finca La Marina.

Las balsas de regulación de caudales se utilizan para poder almacenar aguas de las EDARS y poder adaptarlas para riego, y así poder liberar los recursos de agua dulce para abastecimiento y poder aprovechar las aguas de las EDAR que tienen mucha calidad para riego. Esta nueva balsa permite aumentar la capacidad de regulación y garantizar la eficiente distribución al sistema de regadío comarcal.

«Es una obra importante y que nos permite desde la Diputación y de todos los ayuntamientos que formamos parte de esta gran comarca, reivindicar», indicó Bernabé Cano. «Si queremos seguir reivindicando los trasvases hay que seguir esforzarnos e invertir», añadió. El alcalde nuciero indicó que «la comarca es la que más cumple en este sentido que más porcentaje de reutilización de agua tiene».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats