Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Varios sanitarios del Hospital de La Vila, en cuarentena tras operar a un positivo en covid

El paciente fue intervenido de la vista sin tener el resultado de la PCR debido al retraso que acumulan estas pruebas. Además de en la unidad de Oftalmología, también hay en aislamiento personal de quirófano, un anestesista y enfermeros

Un trabajador del Hospital de la Marina Baixa se ajusta una bata para protegerse del covid-19.

Un trabajador del Hospital de la Marina Baixa se ajusta una bata para protegerse del covid-19.

El retraso que acumula la provincia en la realización de las pruebas PCR, las más fiables para detectar si una persona está infectada por coronavirus, está empezando a pasar factura entre el personal sanitario. Al menos una decena de trabajadores del Hospital Comarcal de la Marina Baixa, ubicado en La Vila Joiosa, han sido puestos en cuarentena tras haber tenido contacto directo con pacientes que han dado positivo en covid-19 y que fueron tratados o intervenidos previamente, sin conocer el resultado definitivo de esta prueba. Así lo confirmaron ayer a este diario fuentes conocedoras de los hechos, que señalaron que, entre los afectados habría personal de las unidades de Oftalmología, Anestesiologíay Enfermería, entre otros.

LA CIFRA: 10 DÍAS DE DEMORA PARA SABER ALGUNOS RESULTADOS

Algunas de las PCR que se están practicando en la provincia acumulan retrasos de hasta 10 días. En la Marina Baixa se realizan del orden de 300 pruebas diarias.


Uno de los casos que más personal ha obligado a poner en cuarentena deriva de una intervención quirúrgica realizada la pasada semana en la unidad de Oftalmología, que a su vez es una de las especialidades que acumula una mayor lista de espera de usuarios para ser operados. Según fuentes hospitalarias, a pesar de la obligatoriedad de realizar las pruebas PCR a cualquier persona antes de una operación, el retraso en la llegada de los resultados llevó a intervenir a un paciente que con posterioridad resultó estar contagiado por covid-19. A raíz de estos hechos, al menos dos oftalmólogos, un anestesista, enfermeros y personal de quirófano han tenido que dejar de trabajar para cumplir con el aislamiento domiciliario preceptivo, a la espera de los resultados de las pruebas PCR que se les han practicado para ver si alguno de ellos se hubiera podido contagiar.

"La demora en las PCR está provocando situaciones muy indeseadas"

Rosa Louis Cereceda - Gerente del departamento de salud de la Marina Baixa

decoration

La gerente del departamento de salud de la Marina Baixa, Rosa Louis Cereceda, reconoció que esta demora en las PCR está provocando situaciones «muy indeseadas». En este sentido, la responsable sanitaria explicó que cuando el retraso se acumula y hay urgencia en saber si un paciente puede estar o no infectado, en el propio hospital se le practica una prueba rápida para conocer cuál es su estado. Al parecer, en el caso de este paciente que fue operado, el test rápido salió inicialmente como negativo y días después, con la PCR, se confirmó que estaba contagiada, lo que ha acabado por «arrastrar» al aislamiento a todo el personal que tuvo contacto con él. Cereceda indicó que estos test rápidos a veces pueden dar falsos resultados, pero incidió en que esto mismo también puede ocurrir con la PCR, ya que en el caso de los enfermos asintomáticos «la sensibilidad es de un 45%: un día puede ser negativo y al cabo de varios días, dar positivo». De ahí que se insista en que el aislamiento sea de 14 días, con positivo o sin él.

En cualquier caso, la gerente trasladó que, para evitar contagios entre el personal, la consigna es que todas las cirugías se realicen extremando las precauciones como si todos los pacientes intervenidos fueran positivos en covid, de modo que los sanitarios se expongan lo mínimo posible cuando operan.

LAS CLAVES

Test rápidos: Si hay urgencia en conocer el estado del paciente

Cuando hay urgencia en conocer el estado de un paciente, el Hospital de la Marina Baixa realiza un test rápido mientras llega de Alicante el resultado de la PCR. Al parecer, en el caso del paciente intervenido, este test dio negativo y después el PCR confirmó que estaba contagiado.

Cinco otorrinos aislados

Otro de los departamentos del Hospital de la Marina Baixa que se ha visto seriamente afectado por el retraso de estas pruebas PCR es el de Otorrinolaringología. Según fuentes hospitalarias, en esta unidad hay cinco especialistas en aislamiento después de que uno de ellos haya dado positivo por coronavirus, lo que ha obligado a poner en cuarentena a los otros cuatro compañeros con los que había tenido contacto directo. Según las mismas fuentes, estos cuatro facultativos también estarían a la espera de conocer el resultado de las PCR que se les han practicado.

La cuarentena obligatoria de estos cinco trabajadores, unido al hecho de que aproximadamente un tercio de la plantilla se encuentra todavía de vacaciones durante el mes de septiembre, ha dejado al servicio prácticamente sin personal para poder atender a los pacientes con cita programada.

Hospital de La Vila Joiosa David Revenga

De hecho, desde el Hospital señalaron que Sanidad ha tenido que recurrir al jefe de servicio de Otorrinolaringología, que se encontraba de descanso, y que se habría tenido que reincorporar para seguir pasando consulta hasta que el resto de trabajadores puedan dejar de estar aislados y regresar al trabajo.

Sobre este punto, la gerente del departamento reconoció que esta problemática se ha producido también en la unidad de Urología. «Cuando son servicios con poco personal, si alguno se tiene que poner en cuarentena nos genera un serio problema», lamentó Rosa Louis Cereceda, quien confió en que la situación se normalice lo antes posible. Pruebas en 24 horas

«Cuando son servicios con poco personal, si alguno se tiene que poner en cuarentena nos genera un serio problema»

decoration

Como ya avanzó este diario la pasada semana, el Hospital de La Vila está a la espera de poner en funcionamiento una nueva máquina en el laboratorio para a procesar sus propias PCR sin necesidad de enviar las muestras al General de Alicante, lo que agilizará enormemente la obtención de resultados. La directora del departamento avanzó que este aparato comenzará a analizar las primeras PCR la próxima semana en periodo de pruebas, a un ritmo de unas 60 o 70 diarias, y que la intención es que en unos días pueda comenzar a asumir todos los test que se realizan en los centros de salud de la comarca, unos 300 al día. De este modo, los resultados que ahora tardan hasta 10 días podrían estar en 24 horas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats