Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De vuelta a los orígenes

Retroconsolas 2014, organizado por la Universidad de Alicante en colaboración con Asupiva, programa una exposición con hasta 300 objetos con juegos, ordenadores y «maquinitas» desde los años 70

El MUA, en la Universidad de Alicante, acoge Retroconsolas 2014 en su segunda edición.

El MUA, en la Universidad de Alicante, acoge Retroconsolas 2014 en su segunda edición. INFORMACIÓN

Se trata de una vuelta a los orígenes, o de cómo las antiguas videoconsolas y viejos ordenadores han terminado por transformarse en objetos culturales. Con la entrañable cercanía del Spectrum o la Game Boy; o el Amstrad y la Super Nintendo, Retroconsolas 2014 es una cita cultural imprescindible que atrae al curioso y aficionado por igual.

Organizado por la Universidad de Alicante en colaboración con el colectivo Asupiva, el evento arranca el próximo jueves 23 de octubre con distintos talleres y, sobre todo, una atractiva exposición con más de 300 objetos entre juegos, ordenadores y «maquinitas» que alcanzan a todas las generaciones nacidas desde los años 70.

El alicantino Pablo Avilés, presidente de Asupiva, es el comisario de esta amplia muestra que representa la evolución de esta era tecnológica y del entretenimiento hasta la actualidad. «Para mí muchas de estas consolas de finales de los 70 son un culto a la imagen y al diseño, ante la comparación de lo que se está haciendo ahora. Incluso hay modelos con insertaciones de madera. Era alucinante, había de todas las formas, más variedad y libertad», afirma Avilés, disconforme por otro lado con la visión friki o perjudicial que con frecuencia tachan a los usuarios de este sector (que regula, por cierto, el ministerio de Cultura). «Todo es muy relativo. Hay quien va por ahí con la bufanda y camiseta de su equipo de fútbol preferido, y yo con una de Mario Bros. ¿Y quién es más friki de los dos? Los baremos cambian mucho», explica.

Fran Gallego, profesor de Ingeniería multimedia e informática de la Universidad de Alicante, también implicado en la organización, detalla algunas de las actividades previstas como programar juegos para la Game Boy o la adaptación de la Mega Drive (un clásico en la edad de oro de las videoconsolas en España) para conectarla y ponerla en funcionamiento con los nuevos televisores.

«La Game Boy (de Nintendo) ha desaparecido para la venta, pero tuvo una tirada muy fuerte, con una vida de hasta 12 años. Es muy conocida, todo el mundo la conoce, y en el taller se enseñan las bases para programar y puedas iniciarte», afirma Gallego, que deniega de cualquier etiqueta molesta. «Esto puede parecer una cueva de frikis, cuando en realidad es un movimiento que está creciendo de forma abismal. Un mundo de aficionados y conocimientos que va a más», agrega.

De hecho, Fran Gallego destaca especialmente el concepto educacional en los primeros ordenadores y desarrolladores, y a los que acude en sus clases para exprimir a sus alumnos, habituados a las potentes máquinas tecnológicas que hoy lo hacen todo un poco más fácil. «Estos antiguos ordenadores tienen sus propias limitaciones y les obligan a los alumnos a programar mejor como a mejorar su entendimiento», comenta.

En cualquier caso, nadie pone en duda la progresión de la industria del videojuego (que supera en números al cine y la música) y que, en España, ha incrementado notablemente la aparición de empresas dedicadas a la misma. Devilishgames o Fromthebench, en la provincia, son entre otros ejemplos de referencia. Según datos del DEV (Asociación de Desarrolladores de Videojuegos), en España hay 330 empresas dedicadas al sector de los videojuegos (en las que participa un 3% de capital extranjero) que generan empleo directo para 2.630 personas.

Finalmente, Retroconsolas 2014 albergará además un mercadillo solidario en el que se intercambiarán videojuegos por alimentos para familias necesitadas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats