Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joaquín Reyes Humorista

«Necesitaba enfrentarme al reto de escribir algo nuevo»

El humorista Joaquín Reyes. EFE

Festejen la broma ve su origen en la jubilación de tu antiguo material a través de ese maravilloso especial de Netflix, Una y no más. ¿Qué sentiste al dejar volar esos gags por última vez?

Bueno, no voy a decir que fue una liberación, porque a esas bromas les tenía mucho cariño. Han sido muchos años con ellas. Pero necesitaba enfrentarme al reto de escribir algo nuevo. Mis anteriores espectáculos eran un «terreno seguro», así que tenía que comprobar si seguía siendo capaz de hacer un monólogo y volver a hacer reír a la gente.

¿Has mantenido la misma mentalidad y el mismo estilo creativo?

Siempre he trabajado de la misma manera, escribiendo cosicas de manera aislada, en bloques, y aglutinándolas en un discurso único. A fin de cuentas, siempre hablo de mí, así que yo soy el hilo conductor de las chanzas.

¿Y qué tal estás viendo la recepción del nuevo material?

La gente se ríe, eso es buena señal. He de decir que he ido depurando el show a medida que han pasado los meses. Ten en cuenta que empezamos en noviembre de 2019, que ya queda lejísimos. Pero sí, está gustando mucho y además al final del show hay una novedad que a la gente le está flipando.

Hablamos sin duda de Braulio. ¿Cómo surge la idea del muñeco?

De pequeño yo era un niño enfermizo que pasaba largas temporadas en casa escuchando los discos de Mari Carmen y sus muñecos y me fascinaba todo ese rollo. Siempre había querido homenajear el mundo del ventrílocuo y esta era la mejor ocasión para hacerlo. Por suerte, he ido perfeccionando la técnica. En los primeros shows, imagínate, la gente se quedaba con el culo torcido. Pero ahora Braulio me está eclipsando. Cada vez tiene más espacio y tiempo en el escenario.

Parece que el monólogo es el formato que mejor acepta tus experimentos.

Es la manera más rápida de conectar con el público y de comprobar si lo que estás haciendo vale o no. Eso no te lo da ninguna otra disciplina.

¿Volverías a hacer un programa de sketches?

Nos encantaría, pero por el momento tenemos muchos frentes abiertos. Ernesto (Sevilla) y yo acabamos de terminar la película de Camera Café, y nuestro próximo proyecto es hacer otra íntegramente nuestra. Pero sí, la idea de volver al formato sketch es una constante, nos encantaría reclutar jóvenes cómicos y hacer una vuelta a nuestros orígenes en la comedia.

Hablando de próximos proyectos, tu debut en la literatura, Subidón. Disponible a partir del 8 de septiembre. ¿Qué podemos esperar de este libro?

Pues Subidón cuenta las aventuras de un cómico manchego al que durante una semana le pasa de todo. Y obviamente, hay mucho humor. Quería que mi voz estuviera ahí y se notase, que no fuese un libro escrito por un famoso más.

¿Por qué hemos tardado tanto en ver un libro tuyo?

La novela es un género literario que respeto mucho, así que he dedicado bastante tiempo a cuidar los detalles. Subidón es el resultado de cinco años de trabajo, aunque tampoco os esperéis que sea Guerra Y Paz. El libro es más bien cortico. Lo pude rematar durante el confinamiento, como tantos otros autores. Este año creo que no vamos a caber en la feria del libro (ríe).

¿Crees que es difícil para un cómico envejecer bien y adaptarse a las nuevas exigencias de hacer humor?

No lo creo, en mi caso ha sido todo bastante natural. Siempre me ha gustado el humor blanco y absurdo, no solo por evitar riesgos sino porque me gusta de verdad. Hay chistes que han dejado de hacer gracia porque así tenía que ser, y punto. No creo en absoluto que estemos ahora más limitados que antes. El humor es un medio, no un fin, y si con tu broma has ofendido a quien no querías, debes responsabilizarte.

¿Te da miedo que te cancelen?

¿A mí? ¿Por qué me iban a cancelar, por llevar calcetines naranjas? (ríe). Solo espero que, si me cancelan, sea alguien que me caiga mal. Ya me jodería que fuera alguien a quien admiro. De todos modos, la cultura de la cancelación en esencia no es más que dejar de leer, escuchar o seguir a una persona, y tampoco es el fin del mundo.

¿Has oído que John Cleese planea hacer un documental sobre la cultura de la cancelación para «despertarnos»?

¿Sí, eh? Bueno, habrá que verlo. A John Cleese hay que darle el beneficio de la duda siempre. Tuve la suerte de conocerle en Bilbao y es un tipo muy interesante. Es conservador, firme defensor del Brexit y muy controvertido, pero aun así tiene un discurso muy lúcido.

Me comentan que vas a estar sobrio durante este espectáculo, pero a los demás, ¿qué nos recomiendas beber para ver Festejen la broma?

Hombre, la cerveza marida muy bien con el humor. Así que yo recomendaría una Estrella Galicia o una Estrella Levante bien fresquita.

Si pudieses viajar en el tiempo y coger de la pechera a ese muchachico de La Mancha que llegó a Paramount hace veinte años con una maleta cargada de sueños, ¿qué le dirías?

La verdad es que he sido muy afortunado de trabajar con amigos y de hacer siempre lo que me gusta. Sinceramente, no sé cómo lo he conseguido, si tuviera que repetir este camino otra vez no sabría cómo. Así que le diría que se lo va a pasar muy bien.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats