Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HLA se da un nuevo festín (108-69)

El equipo alicantino vuelve a ofrecer otro recital y pasa por encima del Valladolid con una increíble exhibición ofensiva. Pitts y Allen lideran el ataque desatado de un Lucentum que no bajó su listón defensivo durante todo el partido

Alejandro Galán bajo el aro con los jugadores del Valladolid, ante la presencia de Pitts. |

Alejandro Galán bajo el aro con los jugadores del Valladolid, ante la presencia de Pitts. |

El Lucentum que arrollaba a sus rivales ha vuelto con otro soberbio partido ante el Valladolid. Los alicantinos pasaron por encima de su rival desde el inicio con un encuentro perfecto en el que destacó la sobresaliente actuación de Pitts y Allen. El HLA estuvo inmenso en todas las facetas dejando sin posibilidad de respuesta al conjunto pucelano. Muy superior en defensa, con un efectivo ataque y con el mejor rebote de la temporada. Así arrolló el equipo de Pedro Rivero a su rival en vísperas de viajar a Lugo para jugar ante el líder Breogán. La carta de presentación es inmejorable para un equipo que ha vuelto a ser temible. El HLA no bajó el ritmo ni cuando el partido estaba más que sentenciado con una renta superior a los 30 puntos.

El conjunto lucentino solventó rápidamente las dudas corroborando que el partido ante el Leyma Coruña no fue un espejismo con una primera parte colosal comandada por el mejor Pitts. El HLA fue muy superior a un Valladolid que se topó con un gran Lucentum desde el inicio. Rocoso en defensa, con buenas decisiones en ataque y con un poderoso rebote, el equipo de Rivero no daba opción a un rival que cada vez se iba encontrando más incómodo sobre la pista. Con buenos minutos de Urtasun, Allen y Pitts, el Lucentum mostró rápidamente sus cartas y su filosofía de juego. El Valladolid chocaba una y otra vez con la increíble defensa alicantina y con un buen Bilbao para acabar el primer cuarto con 28-17 y muy buenas sensaciones.

Arrancó de forma extraña el segundo cuarto con casi cuatro minutos sin anotar hasta que Edu Martínez enseñó los dientes desde el perímetro. Con Galán en pista, el Lucentum puso una marcha más y se convirtió en imparable, consiguiendo su máxima renta con el 35-17. El Valladolid encontró una pequeña luz de inspiración para firmar un parcial de 3-10 (38-27) que pudo inquietar al HLA, pero un triple de Gjuroski acabó con su atisbo de reacción y Galán se encargó de rematar a un irreconocible Valladolid. Al descanso, la ventaja ya era muy considerable (45-29).

Entre Allen y Pitts el Lucentum comenzaba a sentenciar el partido nada más comenzar un majestuoso tercer cuarto. Con un 53-33 en el marcador, al conjunto pucelano se le ponía muy cuesta arriba el partido y el HLA no frenaba en su ambición. Del Lucentum de la mala racha ya no queda nada y el equipo ya es el de las grandes ocasiones dominando incluso el rebote, algo que muy pocas veces se ha visto esta temporada. Hasta a Zohore se le ve otro espítitu en ataque contagiado de la garra de jugadores como Chumi Ortega y Galán.

El tercer cuarto fue un espectáculo del Lucentum con un estelar Pitts. La ventaja fue ampliándose con el paso de los minutos hasta alcanzar una máxima de 28 puntos (73-45). El encuentro estaba más que sentenciado pero el equipo alicantino seguía con la misma intensidad arrollando a un Valladolid en estado de shock desde los primeros minutos del partido. Los alicantinos endosaron 38 puntos a su rival en el tercer cuarto. El último acto fue un nuevo festival con un recital de triples en los últimos minutos. Se resistía el Lucentum a levantar el pie del acelerador. Momento de disfrutar después de atravesar por una época de oscuridad. Grandioso HLA Alicante. El domingo espera el Breogán.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats