Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El piloto alicantino Joaquín Orts se proclama por séptima vez y a sus 70 años campeón de España de clásicas

Corre contra generaciones mucho más jóvenes - Ha llegado a competir con Sito Pons y Aspar

El alicantino Joaquín Orts tras proclamarse campeón de España de motos clásicas en Jerez. | INFORMACIÓN

Joaquín Orts es una leyenda viva del motociclismo alicantino. Natural de Formentera del Segura, sigue siendo a sus 70 años el piloto a batir en los campeonatos de España de motos clásicas en los que acumula ya siete títulos. Sus rivales son ya los hijos de los pilotos con los que competía hace más de medio siglo, que es el tiempo que lleva subido a una moto con enorme pasión.

El motociclismo lo ha sido todo desde su juventud. Ya competía en los tiempos de los campeones Nieto y Tormo haciendo algún que otro podio en las citas nacionales. Más tarde se codeaba con pilotos campeones del mundo como Sito Pons, Aspar y Herrero, pasando a continuación a centrarse en las clásicas, su gran pasión. El propio Ortis mantiene su propia moto con sus conocimientos de mecánica y todos los gastos derivados, que son muy elevados. Siempre con una Bultaco TSS de la que ha sido capaz de sacarle todo el partido evolucionando todo aquello que está permitido en el reglamento de clásicas. Con ella acumula ya siete campeonatos de España, contando el conquistado recientemente en Jerez. Hoy tiene más de 70 calendarios disfrutando todo lo que le permite su máquina y manejándola contra generaciones mucho más jóvenes de pilotos . El segundo clasificado del último campeonato fue Trigueros, el hijo de otro piloto que ya había competido en los circuitos contra Orts en décadas anteriores. Ahora compite contra su hijo y de nuevo ha consolidado un nuevo triunfo de la veteranía ante la juventud. Lo que espera el piloto es que en el año 2022 esta pugna continúe para deleite de todos los aficionados a las motos clásicas.

Las motos con las que participan estos corredores clásicos son Bultaco TSS y todas llevan una alto nivel de preparación y mantenimiento.

El piloto alicantino durante una carrera. | INFORMACIÓN

Joaquín Orts empezó a competir en serio con 20 años, nada más terminar el servicio militar. Estuvo muchas temporadas compitiendo a gran nivel hasta que en la década de los 80 decidió dejarlo por un tiempo y probar a volar con los ultraligeros con los que participó en campeonatos de España y del mundo. Tras ese periplo, a principios del siglo XXI decidió retornar al mundo de motociclismo para competir en las motos clásicas. Con su hijo ha llegado a correr en carreras de resistencia pero donde realmente se siente cómodo es participando en las carreras del Nacional de motos clásicas.

«Es un deporte muy caro, pero yo mismo me fabrico las piezas y hago las reparaciones de la moto», afirma el veterano piloto, que saca más treinta años a su principal competidor. «Compito con los hijos de gente con la que corría hace años», apunta Orts, que recuerda su etapa con los ultraligeros. «Al final es gasolina y motor, una etapa distinta en mi vida en un deporte muy complicado en el que logré participar en campeonatos de España y del mundo», explica el piloto de la Vega Baja, que ya está pensando en la próxima temporada y en la lucha por su octavo título de campeón en 250 cc.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats