Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No ficha españoles desde 2019

Florentino 'desespañoliza' el Real Madrid

Los últimos 14 fichajes del conjunto blanco son extranjeros, los jugadores españoles de la plantilla están en venta y solo hay tres nacionales, de ellos uno solo titular, en la plantilla de Ancelotti.

Florentino Pérez posa con Antonio Rudiger, el último fichaje del Real Madrid. Real Madrid

El 6 de enero de 2019 Brahim Díaz fue presentado como jugador del Real Madrid tras el pago de 17 millones de euros, más siete en bonus, al Manchester City. Desde entonces, hace ya 1.263 días, Florentino Pérez no ha vuelto a fichar a un futbolista español para el conjunto blanco.

Pérez pasó de abanderar a la generación de ‘Los Galácticos’ a apostar por la política de ‘Zidanes pavones’. Luego priorizó “el producto nacional, por calidad y por precio”. Y llegaron Sergio Ramos, Xabi Alonso, Arbeloa, Isco, Asensio, Raúl Albiol, Granero, Pedro León, Canales, Diego López, Illarramendi, Vallejo, Kiko Casilla, Odriozola, Morata… Pero en las últimas temporadas, el Madrid se ha olvidado completamente de los españoles y fija fuera sus preferencias a la hora de reforzarse.

14 fichajes y 593 millones

Los últimos 14 fichajes blancos, por los que ha pagado 593,5 millones de euros, son jugadores nacidos fuera de España: Tchouameni, Rudiger, Alaba, Camavinga, Renier, Hazard, Militao, Rodrygo, Mendy, Luka Jovic, Vinicius, Courtois, Kubo y Lunin. Muchos de ellos apuestas jóvenes en las que el club blanco apostó arriesgando fuertes cantidades de dinero. Algunas salieron bien, como Vinicius o Rodrygo, y otras no han justificado su traspaso, como Jovic o Reinier.

El problema es que la plantilla blanca se sigue ‘desespañolizando’. Este verano se ha marchado Isco, uno de los ‘caprichos’ en su día de Florentino, que se va por la puerta de atrás tras no dar la talla con Zidane ni Ancelotti. Hay otros jugadores de talento como Dani Ceballos, que con que la llegada de Tchouameni ha dejado claro que su idea es irse al Betis porque no le seduce la idea ser el séptimo centrocampista del equipo.

Asensio, caso paradigmático

Y existe un caso paradigmático que retrata a la perfección la pérdida de peso en el Madrid de los españoles: Marco Asensio. Aunque aún le resta otra temporada de contrato, no está claro que vaya a seguir en el Bernabéu. El mallorquín ha completado su mejor año, disparando su producción goleadora hasta los 12 goles, pero su protagonismo se ha reducido a la Liga. En Champions suma 204 minutos en ocho partidos, la mayoría saliendo del banquillo. Por eso el jugador, al que representa Jorge Mendes, se plantea irse a un equipo que le ofrezca más protagonismo. Milan Liverpool han sondeado su situación.

Sin cantera

Todo esto provoca que en la primera plantilla blanca solo haya tres jugadores españoles: Carvajal, Nacho Lucas Vázquez. Siendo titular solo el primero. Lo cual, además, ayuda a explicar que Luis Enrique no cuente con muchas madridistas en sus convocatorias. Independientemente de su gusto futbolístico. Se da además la circunstancia de que los tres son canteranos, lo que hace que los madridistas estén especialmente orgullosos. Pero la realidad de la cantera blanca en el primer equipo tampoco es halagüeña. Antonio Blanco y Miguel Gutiérrez estaban llamados a tener peso esta temporada, pero ninguno de los dos ha tenido minutos. Sergio Reguilón se terminó marchando al Tottenham y solo Peter se ha asomado al primer equipo en varias ocasiones.

Algunos sostienen que el problema no es del Madrid, que la explicación radica en la ausencia de futbolistas españoles desequilibrantes en esta generación. Pero si uno mira al Camp Nou y ve a Pedri, Ansu o Gavi, ese argumento... 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats