Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exconsejeros de la CAM aseguran que nunca aprobaron las dietas que cobró Crespo

Miembros del consejo de administración de la caja cuando se dio luz verde a las cantidades afirman que las retribuciones no se llevaron a la reunión y que se introdujeron después en el acta

Ginés Pérez, exconsejero de la CAM

Ginés Pérez, exconsejero de la CAM

Como un jarro de agua fría ha caído sobre los miembros del consejo de administración de la CAM que en noviembre de 2009 aprobó el pago al entonces presidente de la caja, Modesto Crespo, de unas dietas anuales de 300.000 euros la petición de la Fiscalía Anticorrupción para que sean citados a declarar como imputados. Tal y como ayer publicó este diario, el fiscal considera tan responsable del cobro de estos emolumentos a Crespo como al consejo que, después de situarle al frente de la participada Tinser, dio luz verde a las polémicas dietas que le supusieron al empresario ilicitano unos ingresos de 640.000 euros en apenas dos años por no hacer nada. Unos hechos que el magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez quiere investigar en una pieza separada que acaba de abrir al margen de la que indaga el supuesto falseo de las cuentas de la entidad.

El entonces vicepresidente tercero, Armando Sala, y consejeros como el empresario Jesús Navarro, el sindicalista Manuel Navarro Bracho o el psiquiatra Óscar Estrada coincidieron ayer en asegurar que la retribución a Crespo, la primera que percibía un presidente de la caja de ahorros, no se llevó al citado consejo del 27 de noviembre de 2009 en el que únicamente, aseveran, se dio cuenta del nombramiento del empresario ilicitano al frente del consejo de administración de Tinser.

Los cuatro, los únicos que no han puesto repararos a que sus nombres aparezcan junto a sus declaraciones, coinciden con otros compañeros de aquel consejo que prefieren no ser identificados a la hora de señalar que las actas las confeccionaba el secretario (puesto que ocupaba José Forner, quien ayer no contestó a las llamadas de este diario) y las firmaba el presidente (por Modesto Crespo, quien declinó a pronunciarse sobre un asunto por el que puede sumar su segunda imputación) sin que el resto de los miembros del consejo supieran lo que contenían. En la aportada por el fiscal de aquella reunión consta no sólo la cuantía a percibir por Crespo sino también que una parte se le abonaría con carácter retroactivo, como así ocurrió. Su nombramiento en Tinser se aprobó el 27 de noviembre de 2009 y ese año percibió 190.000 euros, cantidad que en 2010 se elevó hasta los 300.000 y que se quedó en 150.000 en 2011, cuando la CAM tuvo que se intervenida el 22 de julio.

Sala, quien en su intervención de la comisión de las Cortes por la gestión de la CAM ya alertó de anomalías en la elaboración de las actas, añadió que él se enteró de que Crespo estaba cobrando casi un año después por un comentario de Antonio Gil-Terrón, miembro de la comisión de retribuciones que informó a favor de las dietas. Junto a él formaban parte de este órgano Martín Sevilla y Luis Esteban, quienes tampoco quisieron pronunciarse.

Navarro agregó que la excusa que se daba para no facilitar las actas era evitar las filtraciones a los medios de comunicación y que él supo que Crespo cobraba cuando llevaba año y medio haciéndolo.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • El juez acuerda investigar al último presidente de la CAM por el cobro de 640.000 euros en dietas

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats