Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a una histórica del calzado: la eldense Paco Herrero va a liquidación

El grupo no logra superar la caída de ventas que ha supuesto el cierre de zapaterías tradicionales y pide el concurso para sus principales sociedades

La sede de Paco Herrero, en la avenida del Mediterráneo de Elda.

La sede de Paco Herrero, en la avenida del Mediterráneo de Elda. áxel álvarez

Malas noticias para el sector del calzado. La compañía eldense Paco Herrero, una de las más conocidas de la capital del Medio Vinalopó, echa el cierre ante la continua caída que han experimentado sus ventas en los últimos años. El juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante acaba de declarar el concurso voluntario de acreedores para las sociedades Paco Herrero SL y Paco Herrero Export SL, las dos principales comercializadoras de la marca, que vienen a sumarse al que ya se decretó para Conver Piel SL, la compañía con la que la firma adquiría las materias primas para la confección de sus modelos.

En todos los casos, la solicitud de concurso ha ido acompañada de una propuesta de liquidación, ya que los administradores del grupo consideran inviable continuar con la actividad. De hecho, la firma ya ha despedido a sus trabajadores mediante un Expediente de Regulación de Empleo, según confirmaron a este diario fuentes oficiales de la compañía, a través del despacho profesional que lleva sus cuentas. El grupo solo empleaba a alrededor de una docena de trabajadores fijos, puesto que subcontrataba su producción a otros talleres y fábricas de la zona.

En este sentido, las citadas fuentes vincularon la situación de la empresa al retroceso que ha sufrido la cifra de negocios de las distintas sociedades que componen el grupo durante los últimos años, debido, en buena parte, a los cambios en los hábitos de consumo que se han registrado en este tiempo y, en concreto, al cierre de un gran número de zapaterías tradicionales -que suponen el grueso de su clientela- por el avance del comercio electrónico. También ha influido el aumento de la competencia, que ha complicado a la firma -especializada en calzado de mujer de un nivel medio-alto y alto- mantener la rentabilidad necesaria para seguir adelante.

Todo lo anterior se tradujo en que la facturación de la mayor sociedad del grupo, Paco Herrero Export, se desplomara desde los 4,67 millones que alcanzó en 2014 a los 1,39 millones del año pasado; la de Conver Piel pasara de 1,59 millones a 250.017 euros en el mismo plazo; y la de Paco Herrero SL se estancara en 1,1 millones. Además, las tres sociedades sumaban ya dos años consecutivos en pérdidas, con unos números rojos acumulados entre todas ellas de casi 7,4 millones de euros en este tiempo, de acuerdo con las cuentas que cada una de ellas ha depositado en el Registro. De hecho, las dos últimas presentaban ya un patrimonio neto negativo.

Incógnita sobre la marca

Desde la mercantil aseguraron ayer que el grupo no dejará deudas con sus proveedores y que la decisión de liquidar se produce ante la imposibilidad de afrontar los saldos que mantenía con la Seguridad Social y, sobre todo, a la negativa de una de las entidades financieras con las que trabaja de refinanciar su deuda. El resto de créditos bancarios se saldarán con garantías personales de los propietarios de la firma. En cuanto a la marca, según la compañía, forma parte de los activos que se venderán durante el proceso concursal, por lo que podría continuar en manos de otra empresa en el futuro, si alguien la compra.

Más de 64 años de tradición y tres generaciones

La historia de Paco Herrero se remonta a 1955, cuando Francisco Herrero Soriano fundó la compañía, que desde su origen se especializó en calzado de señora. Tras varios cambios, en 1998 inauguró la sede actual, en la avenida del Mediterráneo de Elda. Al frente de la firma se encontraba en estos momentos la tercera generación familiar, encarnada en María Belén y Joaquín Puche Herrero, según su web.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats