Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alquiler turístico se convierte en un nuevo nicho de mercado para la venta de viviendas a extranjeros

Belgas, noruegos, holandeses, alemanes, finlandeses y rusos compran pisos como residencia para arrendarlos unos meses

El alquiler turístico se convierte en un nuevo nicho de mercado para la venta de viviendas a extranjeros

El alquiler turístico se convierte en un nuevo nicho de mercado para la venta de viviendas a extranjeros

La concentración de viviendas de uso turístico en la franja litoral de la provincia de Alicante sube un 3% el precio medio de todos los pisos, según revela el informe de la plataforma preciovivienda.com que señala que el 70% del parque provincial costero de viviendas (480.000) se ubica en zonas con mucha presencia de apartamentos turísticos. La inversión en la compra de viviendas para destinarla al mercado de alquiler turístico -en ciudades como Alicante la oferta de plazas para arrendar casi dobla a las de la propia planta hotelera, con cerca de 16.000 censadas oficialmente-, se ha convertido en los dos últimos años en un nuevo nicho de mercado para los promotores y para propietarios particulares, según ha constatado la presidenta del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante.

La presidenta del Colegio de Apis, Marifé Esteso, revela que hay compradores extranjeros que están invirtiendo en Alicante en la compra de viviendas para destinarlas al alquiler turístico. Dos son los objetivos: fijar su residencia en la provincia y hacer del alquiler su negocio. Es más, los agentes de la propiedad inmobiliaria han encontrado una nueva bolsa de clientes en los ciudadanos belgas, holandeses, franceses, noruegos, alemanes, finlandeses y rusos.

Una coyuntura que se traduce en un incremento del precio de la vivienda. Según un informe de la plataforma Preciovivienda.com, tras analizar veinte millones de casas en toda España, en la provincia de Alicante se ha observado que el hecho de que haya viviendas de uso turístico en una determinada zona de las ciudades incrementa una media del 3% el valor de venta del conjunto de los pisos.

En términos generales, no se observa aún una saturación del mercado, salvo de forma leve en los municipios costeros donde el 70% de las viviendas se localizan en zonas urbanas con fuerte presencia de pisos de uso turístico. En estos momentos, y según la última actualización de Turismo, en la Costa Blanca hay registradas 50.000 viviendas de uso turístico.

El sector del alquiler turístico -legal y clandestino- de la Costa Blanca prevé cerrar la temporada alta -que va desde el pasado mes de julio, agosto, septiembre hasta primera quincena del presente octubre-, con un total de 800 millones de euros, de los que 500 millones corresponderán a las cuotas que pagan los turistas que eligen este modelo de alojamiento, y el resto al gasto en destino.

En la provincia, el precio medio más alto de alquiler turístico por una semana (tiempo habitual de contratación) ha sido de 780 euros y se paga por un piso en primera línea de playa de Levante de Benidorm, según la tasadora TecniTasa. No obstante, se pueden encontrar tarifas más altas como los 18.000 euros que puede costar el alquiler mensual de un chalet de lujo en la costa de la Marina Alta. Villas de ocho habitaciones con servicios similares a los de un hotel de cinco estrellas, según la Asociación de Apartamentos Turísticos (Aptur).

«Alicante sigue siendo una de las ciudades más atractivas de España para invertir, ya que es un destino preferido por su clima y su forma de vida. Desde el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria no creemos que las ventas a extranjeros, en conjunto, se resientan por el Brexit», asevera Esteso.

El colegio profesional ha detectado que la inminencia del Brexit ha provocado un descenso en las ventas de viviendas a ciudadanos británicos, pero deja claro que este retroceso se ha visto compensado por el aumento de las compras por ciudadanos de otras nacionalidades. De esta forma, Alicante no ha visto alterado su atractivo como destino para extranjeros y sigue manteniendo su posición como la provincia española que registra más ventas de pisos y casas a personas de otros países.

Marifé Esteso recuerda que los extranjeros compran cuatro de cada diez viviendas en la provincia, por lo que cualquier cambio significativo podría acabar afectando al mercado. «Lógicamente, la evolución del Brexit y la posibilidad de que el Reino Unido deje la Unión Europea sin acuerdo han generado un clima de incertidumbre en las últimas semanas, que afecta a las operaciones. Sin embargo, a lo largo de este largo proceso que está siendo el Brexit, ya hemos comprobado que las ventas se resienten en los momentos de máxima tensión, pero después vuelven a un ritmo normal al cabo de unos meses», afirma Esteso.

Además, la presidenta del colegio oficial de agentes de la propiedad inmobiliaria explica que el menor ritmo de ventas a británicos se ha visto compensado por un aumento de la demanda de belgas, holandeses, franceses, noruegos, finlandeses, alemanes, franceses o rusos. «Se trata de una tendencia que comenzó hace ya algunos años y que esperamos que se siga manteniendo. Hasta 125 nacionalidades diferentes compran ya viviendas en la provincia de Alicante, que sigue siendo atractiva por su buen clima, excelentes playas y precios accesibles para estos compradores», indica la experta.

Los extranjeros demandan vivienda de segunda mano y también empiezan a adquirir vivienda nueva, ya que ahora comienzan a entregarse las promociones que arrancaron con el cambio de ciclo inmobiliario.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats