Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bankia abre la puerta a nuevas fusiones y repartirá dividendos a partir de 2021

José Sevilla admite que el cierre de oficinas es un proceso que continuará en el medio plazo

La presentación de los resultados de Bankia, ayer.

La presentación de los resultados de Bankia, ayer. información

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, no descarta que la entidad pueda ser protagonista en un proceso de consolidación futuro, aunque subraya que no necesitaría participar en una operación de este tipo para ser rentable. Así lo indicó Sevilla durante la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados correspondientes al primer semestre, en la que admitió que actualmente existen incentivos para acometer fusiones.

«Es posible pensar que haya ciertos incentivos para realizar procesos de consolidación, lo veremos en los próximos meses», comentó, añadiendo que se está dando un «caldo de cultivo favorable» para ver un proceso de consolidación adicional, impulsado por la situación generada por el coronavirus, por el entorno de tipos negativos y por la reciente guía del Banco Central Europeo (BCE) que clarifica el tratamiento de estas operaciones.

En cualquier caso, indicó que cualquier opción tendría que tener «lógica industrial y financiera». «En el contexto actual creo que tenemos que ver nuestra situación relativa en el mercado y, en función de eso, en la medida que haya opciones o no, tomaremos las decisiones correspondientes», agregó.

El consejero delegado de Bankia confía en que la política de dividendos de los bancos se irá abriendo en función de los niveles de capital individuales y que el sector podrá volver a repartir beneficios en 2021. Reconoció que el Banco Central Europeo continuará con su visión de cautela, pero cree que, como entidades cotizadas, la banca no debería tener restricciones en este sentido.

El director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, también explicó que el consejo esperará al finalizar el año para hacer una propuesta sobre el dividendo. «Tomaremos una decisión una vez se cierren las cuentas en enero y tengamos una evolución más clara sobre la situación», agregó. Por el momento, Sevilla aseguró que «no han renunciado a nada», añadiendo que la intención del equipo siempre es la de poner en valor para el accionista el exceso de capital. «Ese es el objetivo actual que tenemos», apostilló.

También admitió que el cierre de oficinas de la entidad es un proceso que continuará en el medio plazo y que irá en función de la digitalización de los clientes. «El mundo de la digitalización nos lleva a que el canal de la sucursal pierda importancia, no así las personas», comentó el consejero delegado de Bankia.

Los beneficios caen un 64% y se sitúan en 142 millones

Bankia obtuvo un beneficio neto de 142 millones en la primera mitad de 2020, un 64,4% menos que un año antes, tras dotar 310 millones en provisiones para afrontar la crisis. En los tres primeros meses el banco ganó 94 millones y destinó a provisiones 125 millones, pero, entre abril y junio, el beneficio fue de 48 millones tras dotar de forma extraordinaria 185 millones. La entidad financiera ha concedido 4.080 millones de euros en moratorias hipotecarias desde el inicio de la crisis y 330 millones en soluciones de consumo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats