Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante lidera la agricultura ecológica en la Comunidad con 90.000 toneladas

Los principales cultivos son la viña, frutos secos, olivar para aceite, cereales, cítricos, frutas y hortalizasLa provincia también es la que registra un mayor incremento interanual de los operadores con un 8,9 poor ciento

Un productor revisa sus cultivos de limones ecológicos en Bigastro. | TONY SEVILLA

Alicante se ha convertido en los últimos doce meses en la primera provincia de la Comunidad Valenciana productora de productos agrícolas ecológicos, con una cosecha cercana a las 90.000 toneladas (87.510) en 2020, y un 25% de la superficie certificada de la Comunidad, y es la que consigue un mejor nivel de rendimiento y comercialización, según el balance del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana y la Conselleria de Agricultura. Y todo pese a que la pandemia del covid provocó un descenso del 3% de la superficie certificada, 1.310 ha. Le siguen de cerca Valencia con 86.296 toneladas, mientras que Castellón se sitúa en las 7.621 toneladas.

Si se atiende a la superficie certificada, el impulso del plan de estímulo valenciano ha triplicado en 4 años las hectáreas certificadas en la provincia de Castellón, mientras que en Valencia ha subido hasta un 27% en el último año. Por operadores, Alicante también es la que registra un mayor incremento interanual de los operadores con respecto a 2019 con un 8,9%, seguido de cerca por Valencia que se sitúa en el 8,8%. En valores absolutos, no obstante, la provincia de Valencia encabeza la tabla con 2.039 operadores, le sigue Alicante con 1.190 y cierra Castellón con 315. La rentabilidad del sector ecológico de casi un 400%. Las políticas de impulso y promoción a la producción ecológica han motivado un incremento acelerado del 81,2% en superficie certificada, y de un 51,1% en los operadores, durante el periodo 2016-2020. Una inversión recuperada de 78,5 millones de euros que ha hecho del ecológico un sector de presente y de futuro en la Comunidad. Los principales cultivos son la viña, frutos secos, olivar para aceite, cereales, cítricos, frutas y hortalizas. Cerca de 12.000 hectáreas la ocupan la viñas, seguida de frutos secos con 9.250 ha; olivar para aceite, 4.612 ha; cereales, 3.599 ha; cítricos, 3.027 ha; frutales, 1.227 ha; y hortalizas, con cerca de mil hectáreas.

El año 2020 volvió a ser de récord con un crecimiento de la facturación del 20,8%, 108 millones de euros más que en 2019 que lo colocan en los 626 millones de euros en el conjunto de la Comunidad Valenciana. Un alimento ecológico es «orgánico» si cumple los requisitos establecidos por los organismos de control alimentario, pero no tiene nada que ver con su contenido en nutrientes. Un producto es «natural», si no contiene ingredientes sintéticos o artificiales. Y un producto es «saludable» si cumple ciertos criterios en cuanto al límite en su contenido de grasa, de grasa saturada, de colesterol, de sal y requiere cierta cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes saludables.

El 25,1% de las superficie ecológica certificada en la Comunidad Valenciana está de Alicante

decoration

La consellera de Agricultura, Mireia Mollà, apunta, en este sentido, que la producción ecológica responde en positivo a algunos de los desafíos de la agricultura como «la obtención de precios justos para las personas productoras, el relevo generacional o la visibilidad de la mujer en una actividad tradicionalmente masculinizada». La edad media del productor es de 48 años, mientras que la mujer representa ya al 31% de los operadores.

Los datos reflejan la tendencia ascendente, un año más, del sector, que supera los porcentajes de crecimiento con respecto al pasado ejercicio. Más operadores, un 8,5% más que en 2019 hasta contar 3.544, y mayor superficie agraria útil destinada a cultivo ecológico con 20.000 nuevas hectáreas.

La superficie certificada sube un 14,7% interanual y representa ya el 17,9% de la superficie agraria útil (dos puntos por encima del porcentaje de 2019) con un total de 147.767 hectáreas.

Mireia Mollà subraya el «punto de inflexión» que ha supuesto el I Plan Valenciano de Producción Ecológica 2016-2020. Este programa, que el año pasado cerró su primera edición, colocó a la Comunidad Valenciana a tan solo siete puntos de la meta europea, que fija para 2030 un 25% de superficie certificada ecológica: «Queremos asumir como vinculantes estos objetivos que articula la estrategia De la granja a la mesa y que son por ahora una recomendación».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats