Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El principal holding de los dueños de Tempe gana el último año 50 millones menos

Promociones Azarbe se resiente por el menor reparto de dividendos de la distribuidora de calzado y complementos para el grupo Inditex

La sede de Tempe en el parque empresarial de Torrellano. | ANTONIO AMORÓS

La pandemia también pasa factura a los socios ilicitanos de Amancio Ortega. Promociones Azarbe, el principal holding de la familia García Peralta y con el que ostentan la copropiedad al 50% de Tempe junto al grupo Inditex, ha visto reducirse a una sexta parte su beneficio en el último año. Un descenso que se debe, precisamente, al recorte de dividendos que aplicó la compañía que se encarga de la producción y distribución del calzado y otros complementos para Zara, Bershka y el resto de cadenas del grupo, tras la caída de ventas ocasionada por el covid.

De esta forma, frente a los casi 61 millones de beneficio que Promociones Azarbe registró en 2019, el pasado año la compañía tuvo que conformarse con unas ganancias de menos de 11 millones, según reflejan las cuentas que la firma ha depositado en el Registro Mercantil. Una diferencia de más de 50 millones que, según apuntan sus propios responsables en el informe de gestión, se debe a la «caída de los dividendos que la entidad ha percibido de sus participadas», que pasaron de 61,9 millones a 12,1 millones.

La práctica totalidad de estos ingresos financieros, tanto un año, como el otro, procedieron de la compañía que los García Peralta comparten con Inditex -que en 2020 únicamente distribuyó 24 millones entre sus socios, frente a los 120 millones del ejercicio anterior-, lo que no deja de llamar la atención si se tiene en cuenta que Promociones Azarbe ostenta casi una treintena de participaciones empresariales más.

Entre éstas hay numerosas firmas vinculadas al sector del ladrillo, tanto promotoras como sociedades dedicadas a la compraventa y arrendamiento de inmuebles, pero también estaciones de servicios, una aseguradora, una almazara de aceite, el grupo de restauración Murri o la cadena de cafeterías Bombon Bos.

En el caso del grupo zapatero, el recorte de dividendos se produjo después de que los cierres obligados por la pandemia y las restricciones a la vida social hicieran caer en más de 400 millones su facturación -desde los 1.399 hasta los 997 millones-, y redujera un 38% su beneficio, hasta los 62 millones.

Tempe se creó en el año 1989, cuando el grupo controlado por Amancio Ortega decidió aliarse con el empresario ilicitano Vicente García para crear una firma que se encargara del calzado para sus cadenas. Fue ese mismo año cuando García constituyó Promociones Azarbe para controlar su participación en la sociedad conjunta con Inditex, a la que posteriormente fue añadiendo el resto de sociedades que fue creando.

La actividad de la compañía en sí consiste en la prestación de servicios y asesoramiento para sus participadas, por lo que ingresó el año pasado 2.480.480 euros, un 30% más que en 2019. No obstante, el grueso de sus ingresos procede de los dividendos que cobra. Promociones Azarbe, a su vez, es en la actualidad propiedad al 50% de otros dos holdings -Vimar Capital SL y Marvi IGP Investments SL-, que administran de forma solidaria los hijos del fundador, María Isabel y Antonio García Peralta. Unas sociedades que en 2019 sumaban más de 700 millones.

Por otra parte, también ha depositado sus cuentas la promotora Edificia, que durante el año de la pandemia vio caer sus ingresos de 3,7 a 1,9 millones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats