Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sede de Distrito Digital en el Puerto se encarece por problemas de cimentación

El coste se incrementa un 20% y se sitúa en los 15,5 millones de euros al aparecer un antiguo muelle que ha obligado a recalcular lo proyectado. El imprevisto no afecta a los plazos de la obra, cuya conclusión está prevista para final de año

Aspecto que presentan en estos momentos las obras de construcción de la nueva sede de Distrito Digital.

La nueva sede de Distrito Digital en el Puerto de Alicante va a costar más de lo previsto. Problemas de cimentación relacionados con la aparición de un antiguo muelle han propiciado un encarecimiento del 20% en el presupuesto, el cual se va a situar finalmente cerca de los 15,5 millones de euros. También ha contribuido a esta alza del precio la necesidad de rediseñar las rampas de acceso al parking, después de las nuevas planificaciones viarias llevadas a cabo por la Autoridad Portuaria para la zona sobre la que se asentará el edificio. En cualquier caso, los plazos para las obras, ya bastante avanzadas, no van a sufrir modificaciones, de manera que el objetivo es acabar entre diciembre de este año y enero del próximo. El presidente de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, Antonio Rodes, destaca la importancia de esta nueva infraestructura, que permitirá la expansión de Distrito Digital al mismo tiempo que se impulsa la transformación del Puerto en un centro de innovación.

Pocas obras se escapan a los imprevistos, y el caso de la nueva sede de Distrito Digital en el muelle 5 del Puerto de Alicante no ha sido una excepción. El presupuesto inicial del proyecto, acometido por la Generalitat, era de 12,9 millones de euros, pero una serie de imprevistos han propiciado que finalmente vaya a situarse cerca de los 15,5 millones de euros. De acuerdo con la información facilitada, el principal motivo que ha propiciado este encarecimiento ha sido la aparición en los trabajos iniciales de un antiguo muelle, lo que supone que los rellenos de la parcela son claramente heterogéneos, con escolleras y rellenos incontrolados, entre otras cuestiones. De ahí que se haya tenido que proceder a recalcular tanto la cimentación como el comportamiento de la estructura en general. El otro factor ha sido la necesidad de adecuar la planta del inmueble a las nuevas planificaciones viarias, lo cual ha comportado un cambio en la posición de las rampas de acceso al parking.

Pese a todo ello, y según ha confirmado Antonio Rodes, se mantienen los plazos previstos para las obras, de manera que, de no surgir ningún contratiempo añadido, el edificio tendría que estar terminado a finales de este año o principios del próximo. El inmueble en cuestión estará compuesto por cuatro estructuras arquitectónicas de 1.200 metros cuadrados cada uno sobre una superficie de 15.000, que simularán ser contenedores portuarios. Será la quinta sede de Distrito Digital, que se sumará a las situadas en Ciudad de la Luz.

Rodes destaca la importancia de esta nueva infraestructura, sobre la base de que la actuales dependencias, que acogen a 65 empresas, ya se están quedando pequeñas debido al propio crecimiento de estas firmas. "La nueva sede -señala- permitirá la expansión de Distrito Digital, al tiempo que se convertirá en un elemento tractor del espacio de innovación que se está configurando en el Puerto".

Los cálculos apuntan a que en el nuevo edificio trabajarán 550 empleados de empresas tecnológicas, algunas de las cuáles, además de un peso más que notable, ya han mostrado interés en establecerse aquí. Con todo, y según Rodes, la sede contará con zonas abiertas al público en general, como es el caso de un restaurante. "Queremos crear espacios de generación de comunidad", concluye,

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats