Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vivienda da calabazas a los solteros

El porcentaje de solteros demandantes de vivienda bajó un 5% con respecto a antes del covid, según un informe de Fotocasa.

El porcentaje de solteros demandantes de vivienda bajó un 5% con respecto a antes del covid, según un informe de Fotocasa.

«Piso luminoso, buen barrio, dos habitaciones y baño reformado. 260.000 euros. Ideal para parejas». Esta es otra de las ofertas que Alejandra Vázquez, una joven madrileña de 29 años, se ha visto obligada a descartar. Y no por la cuña de «ideal para parejas» estando ella soltera, sino porque el precio supera con creces su presupuesto. «Siendo yo sola es todo mucho más difícil, con los precios que hay en el mercado tendré que dedicar más de dos tercios de mi sueldo a la hipoteca, eso si consigo que el banco me financie», se queja.

Hoy en día, adquirir una vivienda es complicado para la mayoría de jóvenes españoles, pero esta tarea se torna aún más difícil para aquellos que no pueden compartir gastos con una pareja. La pandemia no ha ayudado a mejorar la situación y ha provocado que algunos de ellos ‘tiren la toalla’, de hecho el porcentaje de solteros demandantes de vivienda bajó un 5% con respecto a antes del covid, según un informe de Fotocasa.

¿Cuáles son las principales barreras que se encuentra este colectivo para entrar en el mercado inmobiliario? La primera es el desembolso inicial necesario. Teniendo en cuenta que el precio medio de una vivienda en España es 223.380 euros, el Consejo de la Juventud de España (CJE) afirma que si un joven quiere comprar una casa financiando el 80% del precio de compraventa (el porcentaje que suele ser financiado por una entidad bancaria) deberá abonar una entrada de 4,1 veces su sueldo anual. El salario medio de las personas jóvenes con empleo en España es de 11.682,91 euros netos anuales (973 euros al mes).

Una vez superada la traba principal que supone tener ahorrados más de 45.000 euros, los jóvenes solteros tienen que conseguir un préstamo hipotecario. «En general, sí que es más difícil conseguir un préstamo hipotecario si se es soltero. Y es que el banco se arriesga más al aprobar la operación, pues si la situación económica del titular empeora, no habrá otra persona que pueda hacer frente a las cuotas», explica Miquel Riera, responsable de Hipotecas de Help My Cash. De hecho, ese «mayor riesgo» que asumen los bancos es el principal motivo por el cual los solteros tienen una mayor probabilidad de que se les exija un aval.

Bancos online, los mejores aliados

María Matos, directora de Estudios de Fotocasa, recalca que la clave para conseguir el crédito es demostrar que la persona es solvente y, al cumplir con esta característica, podrá negociar con cualquier entidad financiera independientemente de su situación sentimental. No obstante, de forma general, Riera recomienda para las personas solteras que la hipoteca se pueda conseguir a buen precio sin necesidad de domiciliar ingresos muy elevados, ni contratar muchos productos del banco (para tener libertad de contratarlos con otra entidad). «Las hipotecas que mejor se adaptan a estos parámetros son las que dan bancos online como COINC, Openbank, Hipotecas.com o Pibank», asegura.

De hecho, COINC es la única entidad financiera que ofrece una hipoteca exclusiva para solteros o para un único titular.Gonzalo García, director de relaciones con los medios de Bankinter, cuenta que la ‘Hipoteca Single de COINC’ nace para dar respuesta a una necesidad que había en el mercado. «Se trataba de ofrecer una propuesta comercial diferenciada, totalmente digital, para un colectivo amplio de clientes en un mercado donde lo habitual (y muchas veces lo exigido) es la contratación de hipotecas con dos titulares». Este producto sólo está disponible en modalidad variable con un interés nominal del 1,89% el primer año, y euribor + 0,99%, con revisión anual para los siguientes.

Tras ser concedida la hipoteca, hay que hacer frente a su pago. Cifras del CJE señalan que los menores de 30 años deberían cobrar el doble, unos 1.935,57 euros mensuales, para poder comprarse una vivienda sin destinar al pago de la hipoteca más de un 30% de sus ingresos. Este es el umbral que los expertos señalan como el límite de esfuerzo máximo tolerable recomendado. Alejandra asume que a partir de ahora tendrá que renunciar a «los típicos caprichos que mientras vives con tus padres te puedes permitir, como comprarte ropa o salir cada fin de semana de cena y copas».

Algunas ventajas

Pero no todo va a ser cuesta arriba. Matos explica que las viviendas que demandan los solteros «suelen tener pocos metros cuadrados y una o dos habitaciones». Por lo tanto, por norma general serán más baratas y la hipoteca será más asumible.

Riera va más allá y señala que al comprar una casa estando soltero, «únicamente se depende de uno mismo». De este modo, no hay que preocuparse por los posibles problemas que pueden surgir si se pide una hipoteca en pareja y la relación se rompe. «En estos casos, se necesita del acuerdo de ambos para cancelar o modificar la hipoteca; algo que no siempre se da», afirma.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats