Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un lío de 2 millones de euros

El Elche presenta en el SMAC una denuncia contra Benktib por incumplimiento de contrato y el 14 de septiembre se celebrará el acto de conciliación

Un lío de 2 millones de euros

El «culebrón Ismael Benktib» ha sumado un nuevo capitulo. El Elche presentó la semana pasada en el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación (SMAC) una demanda contra el joven jugador marroquí mediante la cual le reclama dos millones de euros por incumplimiento de contrato. El acto de conciliación se ha fijado para el 14 de septiembre, pero tiene muy pocos de visos de llegar a un acuerdo ese día, por lo que el tema tendrá que resolverse en el juzgado.

Desde el club ilicitano consideran que han ejercido legalmente la cláusula existente en el contrato firmado el 4 de junio de 2016 mediante la cual la entidad franjiverde podía ampliar por tres años la vinculación siempre que fuera notificada antes del finales de mayo, como así hizo enviándole una carta que no firmó, mandando a un notario al entrenamiento y, curiosamente, el jugador no acudió ese día a la sesión de trabajo, e incluso haciendo llegar un burofax a su domicilio particular en Barcelona.

Ante esta situación, el Elche anunció el 29, en una nota de Prensa, la ampliación del contrato por tres temporadas más. El centrocampista, que debutó con el primer equipo de la mano de Mir y luego tuvo bastante participación con Josico, siendo incluso titular en el derbi contra el Hércules, apenas tuvo oportunidades con Pacheta y terminó jugando con el filial, no participando en el «play-off» de ascenso.

Cuando el Elche anunció la ampliación, su representante, Enrique Rosado, que no era el que tramitó el contrato firmado en 2016, contestó que esa prórroga no era válida y que la única cláusula que existía era que el internacional marroquí sub’23 sólo renovaría en caso de ascenso y por una campaña más.

Juego de fechas

El argumento que esgrime el agente es que como la ampliación se tenía que rubricar antes de finales de mayo y no se hizo porque en aquel momento el conjunto ilicitano estaba en Segunda División B y todavía no había ascendido a Segunda, como estaba estipulado para poder renovar, automáticamente, el joven jugador de 20 años quedaba libre el 30 de junio y, por ello, no tiene ninguna obligación de presentarse a los entrenamientos de pretemporada porque considera que ya no pertenece a la entidad franjiverde.

Situación similar con Luis Pérez

El Elche ya vivió una situación similar parecida la temporada pasada con el lateral derecho Luis Pérez. El jugador consideraba que quedaba libre tras el descenso a Segunda División B, mientras que el club ilicitano estimaba que tenía contrato en vigor. Al final, después de un acuerdo entre ambas partes, que llevó a cabo Jorge Cordero nada más recalar en la entidad franjiverde, el futbolista se marchó el Tenerife, pero el Elche recibió una compensación.

Pero el caso Ismael Benktib parece que no va a ser tan fácil de arreglar y tendrá que dilucidarse en el juzgado.

El joven futbolista no está entrenando con ningún equipo. Meses atrás se comentó un posible interés del Valencia para su filial, el Mestalla, pero, de momento, el centrocampista está sin equipo y hasta que no resuelva su conflicto con el club ilicitano no podrá firmar con ningún otro equipo, porque, en caso de hacerlo, según los abogados del Elche, el conjunto en el que recale sería el responsable subsidiario y el que tendría que abonar los dos millones que reclama la entidad franjiverde.

Varios representantes

Ismael Benktib ha cambiado de representantes en los últimos años y desde que firmó su contrato en 2016, desde el club ilicitano aseguran que han dialogado hasta con tres diferentes.

El director deportivo, Jorge Cordero, afirma que ha intentado, por todos los medios, alcanzar un acuerdo con el futbolistas, pero no ha obtenido ningún tipo de predisposición, incluso de respuesta a sus llamadas.

«He intentado todo por la vía amistosa, incluso le he comunicado que estoy dispuesto a reconsiderar la situación, pero nada de nada. No he tenido ninguna respuesta. Nosotros consideramos que hay un incumplimiento de contrato y que no se ha presentado a su puesto de trabajo. Por ello, los abogados del club, a través del presidente, que es quien está llevando el tema, han decidido poner una demanda y el juzgado decidirá».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats