Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Un equipo para poner como ejemplo

Los valores del Elche de Pacheta, dignos de mostrar en las canteras, le llevan a disparar la ilusión con mucha Liga por jugar

Pacheta tras ganar al Málaga el pasado sábado. ANTONIO AMORÓS

39 puntos, quedan 11. Ese es el primer mensaje que se lanza desde el vestuario del Elche tras ganar al Málaga por 2-0 con la misma autoridad con la que, unos días antes, se había derrotado al Almería.Dos equipos enrachados antes de medirse a los franjiverdes que doblaron la rodilla. Dos golpes encima de la mesa.

El Elche ha respondido de la mejor manera a una serie de turbulencias provocadas por el mercado invernal y la Copa del Rey. La dramática eliminación frente al Athletic y las salidas de dos titulares como Gonzalo Villar y Yacine Qasmi han sido respondidas con seis puntos y los fichajes de Víctor Rodríguez y Jonathas.Víctor RodríguezJonathas

Triunfo

La victoria contra el Málaga, otro partido guionizado

Los partidos del Elche no empiezan con el pitido inicial del colegiado de turno. Si se analizan se puede observar que se parecen mucho unos a otros y que el trabajo de preparación, al menos hasta el momento, es sensacional, más allá de que siempre haya un elemento difícil de controlar en este deporte, que depende del acierto o error a nivel individual de cada jugador. Pero como grupo, el Elche es un bloque. El equipo propone partidos abiertos de inicio y hasta la clásica parada de Edgar Badia en el primer cuarto de hora parece enmarcada dentro de un guion que se torna favorable a los franjiverdes cuando consigue adelantarse en el marcador. El físico es otro factor clave. Ante Almería y Málaga el equipo dio síntomas de acabar muy bien, sin encerrarse atrás ni pasar apuros en los últimos minutos, algo que sí había ocurrido en el tramo anterior del curso, sin ir más lejos frente a estos dos mismos rivales.

Centrados

La ausencia de amonestaciones por protestar tiene gran valor

El dato salió a la palestra hace unas semanas: el Elche es el único equipo de Primera y Segunda División que no ha recibido ninguna amonestación por protestas al árbitro. A algunos les puede parecer baladí. Otros, en este mundo en el que parece que el que más grita debe llevar la razón, lo verán incluso como algo negativo. A mí me parece el ejemplo de lo que es un equipo centrado, que pone el foco en el juego, en lo que depende de ellos mismos y no en factores externos. El Elche no pierde ni un gramo de fuerzas en protestas porque lo dedica todo a obtener resultados. Digno de reconocimiento público y merecedor de enseñar en las escuelas de fútbol.

Equilibrio

El trabajo invisible de Ramón Folch y Nino durante el partido

Si hay dos futbolistas que saben leer los partidos sobre el terreno de juego en el Elche, esos son Ramón Folch y Nino. Los dos más lentos en velocidad física. Los dos más rápidos en velocidad mental. Frente al Málaga volvieron a ser capitales a la hora de transformar el descontrol inicial, posiblemente buscado por parte de ambos técnicos, en un sistema táctico que permite a los franjiverdes controlar el centro del campo, muchas veces consiguiendo minimizar las virtudes de los centrocampistas rivales. Adrián González, Pacheco y Juampi pasaron desapercibidos por el Martínez Valero. Pachetay dos que hacen correr la pelota, que al fin y al cabo siempre va a ser más veloz que el más rápido de los futbolistas.

Juan Cruz

Un lateral que marca diferencias en ataque y en defensa

Juan Cruz es un arma que los técnicos del Elche han sabido ir puliendo con el paso de la temporada, aprovechando su crecimiento descomunal. Tiene un físico privilegiado que le permite recorrer toda la banda durante los 90 minutos y marcar diferencias tanto en ataque como en defensa. Frente al Málaga dio dos asistencias y realizó varias acciones defensivas de mérito, sobre todo un robo yendo al suelo dentro del área en el segundo tiempo. Gracias a esa capacidad permanente de pisar las dos áreas, los ilicitanos han encontrado un nuevo perfil a Fidel, que se mete por zonas interiores para generar superioridades y confundir a los marcadores rivales, y han descubierto en el otro lateral a un Óscar Gil que no tiene el foco encima constante a la hora de sumar en fase ofensiva.

Ilusión

Escriche marca y tanto Víctor como Jonathas sacan sonrisas

Trabajo. Insistir. Ilusión. Palabras del vocabulario de Pacheta. La tercera llegará con los 50 puntos. El momento es tan dulce que un jugador como EscricheEscriche, que no marcaba desde abril, tardó 6 minutos en estrenarse como franjiverde. Las bajas de Villar y Yacine inquietan porque cuando las cosas te van bien lo mejor suele ser no tocar nada. Víctor Rodríguez y Jonathas llegan sin ritmo de competición, pero su calidad debe servir al Elche para marcar diferencias en uno de los puntos débiles del grupo hasta la fecha. Si se enchufan los dos, el techo de este equipo sólo puede ser el cielo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats