Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche evoluciona pero no gana

Los franjiverdes sólo han sumado un tercio de los puntos desde la reanudación de LaLiga (seis de 18), promedio insuficiente para jugar el «play-off» de ascenso. El equipo vuelve a crecerse ante los rivales de la parte alta, pero le sigue faltando remate

El Elche evoluciona pero no gana

El Elche evoluciona pero no gana

El Elche fue fiel a sí mismo ante el líder Cádiz: cuajó un partido de notable alto frente a uno de los rivales más poderosos de la competición, pero fue incapaz de ganar y de traducir en ocasiones de gol su gran actuación defensiva, su control del partido y del juego con casi un 64% de la posesión de balón. Con sólo seis puntos sumados de los 18 disputados tras el parón por la pandemia, esta cosecha del 30% no le alcanzaría a los franjiverdes para asegurarse la promoción de ascenso a Primera en los cinco partidos que faltan de LaLiga regular: suman 52 unidades y nunca se ha disputado el «play-off» en el actual sistema de competición por debajo de los 61 puntos. Como sostiene su entrenador José Rojo, Pacheta, partido tras partido, el Elche progresa y evoluciona. Pero no gana. Y sin victorias, no salen las cuentas. Por lo demás, el partido ante el conjunto gaditano dejó dos noticias de alcance: el asombroso debut como titular del canterano de 18 años Jony Álamo, que pareció llevar toda la vida en el fútbol profesional, y la apuesta del técnico por el portero de Benidorm San Román en detrimento de Edgar Badia, el guardameta que más para de la categoría.

Constantes del curso

Gran versión frente a un equipo poderoso y líder, pero otra vez falta de remate y verticalidad

El cuadro ilicitano tuteó al líder de principio a fin. Ya lo consiguió en la primera vuelta en el Ramón de Carranza (0-0) y lo volvió a hacer en casa el pasado martes. Pacheta cambió el dibujo de los anteriores partidos y pasó de la defensa de tres centrales al clásico 4-4-2 con la entrada de Tekio en el lateral derecho por el sancionado Dani Calvo. Y el equipo respondió. Maniató el juego por las bandas del Cádiz, le cerró los espacios para impedirle las contras y ganó la batalla del centro del campo con casi el doble de posesión que los de Álvaro Cervera. Pero todo ese control de la situación no se tradujo en profundidad, verticalidad y remate. En un duelo marcado por la igualdad y cierto miedo a la derrota por ambos bandos, los franjiverdes no tiraron a puerta hasta la segunda parte por medio de Tekio y sus oportunidades al final se redujeron a una falta directa lanzada por Iván Sánchez fuera y la ocasión final de Pere Milla que bien pudo dar la victoria. Tampoco el Cádiz generó peligro, más allá de un remate de Perea, gracias al gran trabajo defensivo de los ilicitanos. Todo el equipo trabajó en bloque en la fase defensiva con constantes ayudas y la línea de zagueros recuperó su mejor nivel de la temporada. Volvió el «mariscal» Gonzalo Verdú, cuyo acoplamiento con Josema es cada vez mejor.

Balance insuficiente

Con seis puntos de los últimos 18 disputados no salen las cuentas para alcanzar el «play-off»

El Elche sólo ha ganado un partido de los seis jugados en esta «mini-temporada» tras el parón (al Girona, 1-0); ha perdido dos (Ponferradina, 2-1; y Deportivo, 0-1) y ha empatado tres (Extremadura, 1-1; Las Palmas, 1-1 y Cádiz, 0-0). Caprichos del fútbol, su único triunfo llegó sin merecerlo frente al Girona, cuando ante el Depor y el cuadro gaditano se hizo acreedor a algo más que la igualada. Con 52 puntos en el zurrón y cinco partidos aún por disputarse (Racing de Santander, Mirandés, Albacete, Fuenlabrada y Oviedo), este flojo promedio del 30% de los puntos cosechados no sería suficiente para jugar el «play-off» por el ascenso, para el que se necesita una media estadística de 64 puntos y nunca se alcanzó por debajo de los 61. Tras el choque ante el Cádiz, Pacheta redobló la fe en su equipo y le ve «capacitado» para alcanzar la promoción de ascenso, pero si no comienzan a sumar de tres en tres el sueño será imposible, por mucho que el Elche siga en la «zona caliente» en torno al sexto puesto de la tabla. Sobre el papel, el calendario se presenta propicio. Ayer se conoció el horario de la jornada 40ª, en la que el Elche recibirá al Albacete el lunes 13 de julio a las 21.45 para cerrar la antepenúltima escala de la Liga regular.

Grandes novedades

Presente y futuro de Jony Álamo y San Román. El relevo de Villar estaba en la cantera

El partido ante el Cádiz dejó la deslumbrante irrupción de Jony Álamo. Y no tanto por su calidad en el juego, su alto ritmo y sentido táctico, que también, sino por su atrevimiento, descaro y desparpajo para adueñarse del centro del campo frente al líder con sólo 18 años y en su estreno como titular. Con una personalidad impropia a su edad, se convirtió en el director de juego de su equipo y siempre ofreció soluciones en la construcción y la defensa. Pacheta le ha dado muchas vueltas a esta posición de organizador tras la marcha al Roma de Gonzalo Villar (doble pivote defensivo con Folch, Manuel Sánchez o Mfulu; reubicó en el medio a Iván Sánchez a la espera de Victor Rodríguez...). Muchos quebraderos de cabeza hasta que se dio cuenta de que la solución la tenía en casa con un futbolista elegante, fuerte mentalmente y con talento a raudales. Apunta a jugador grande. Y si Álamo fue la mejor noticia, San Román protagonizó la mayor sorpresa. El portero benidormense, que sólo fue titular en Liga en diciembre en Albacete (0-1) por una indisposición de Edgar Badia, relegó el martes al catalán, que venía cuajando una campaña excelente. «San Román jugó porque no le debo nada a nadie», indicó Pacheta en tono críptico, al tiempo que dejó abierto el debate en la portería para lo que queda de temporada. El morbo está servido en la portería franjiverde este sábado (17.00) en El Sardinero.

San Román: «Me da confianza e ilusión la apuesta de Pacheta»

El portero del Elche, Miguel San Román, agradeció que su entrenador, José Rojo, Pacheta, apostara varios meses después por él como titular ante el Cádiz, líder de la categoría, ya que dijo que es una decisión que le transmite confianza e ilusión. El meta benidormense, cedido por el Atlético de Madrid, fue la principal sorpresa en la alineación ante el Cádiz (0-0), ya que desbancó de la titularidad a su compañero Edgar Badía, quien había participado en todos los partidos de Liga a excepción de uno por lesión. San Román confesó que para él la titularidad ante el Cádiz tiene un gran valor «porque era el líder, en el Martínez Valero y jugándonos un puesto de play-off» por el ascenso a Primera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats