Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche necesita romper con la historia reciente para salir del descenso

En las últimas cinco temporadas solo el Sporting de Gijón pudo escapar del pozo en el que estaba cuando restaban cuatro jornadas de LaLiga

Fidel y Verdú pugnan por un balón en un entrenamiento. | SONIA ARCOS / ECF

Las cábalas son conjeturas, suposiciones, cálculos supersticiosos para adivinar algo. Intrigas y maquinaciones. Y mucho mejor no hacerlas. El Elche no debe mirar lo ocurrido en los últimos cinco años, en los que solo un equipo, el Sporting de Gijón (temporada 2015-16) consiguió salir del pozo del descenso en las últimas cuatro jornadas. Ciertamente, cada campeonato es distinto, cada partido es un mundo y nunca hay que vender la piel del oso antes de cazarlo, pero refranes y dichos típicos y tópicos a parte, la tabla clasificatoria y la distancia entre los del final nunca estuvo tan ajustada como lo está ahora.

Si se estudian los datos concretos de las últimas cinco campañas futbolísticas de la Primera División española, se extrae la conclusión ya citada. El Elche tendría que romper con la historia reciente para salvarse. Casi nadie sale de los puestos de descenso en las cuatro últimas jornadas. Ahora bien, también es cierto que si se analiza la tabla clasificatoria actual, el Elche podría salvarse con dos victorias en los cuatro partidos que restan, ya que los de abajo suelen sumar muy pocos puntos en la parte final de LaLiga y añadir 6 a los 30 que tiene podría ser suficiente.

La permanencia en los últimos cinco años la han marcado equipos con 37 (temporada 2019/20), 41 (2018/19), 43 (2017/18), 35 (2016/17) y 39 puntos (2015/16). El Leganés fue el club en el límite que menos puntuó en los últimos años, hace ahora cuatro temporadas, cuando descendieron Sporting, Osasuna y Granada con 31, 22 y 20 puntos, respectivamente.

La temporada anterior, la 2015/16, Rayo (38 puntos), Getafe (36) y Levante (32) cayeron a Segunda. Ese fue el año en el que el Sporting se salvaba al final del campeonato al sumar un total de 39 puntos.

La campaña 2017/18 fue el Leganés quien marcó la salvación. Sumó 43 puntos por los 29 del Deportivo, los 22 de Las Palmas y los 20 del Málaga. Un año después bajaron Girona (37), Huesca (33) y Rayo (32), consiguiendo la permanencia el Celta con 41.

El año pasado cayeron a Segunda Leganés (36), Mallorca (33) y Espanyol (25), marcando el corte el Celta con 37 puntos. Concretando en esta última temporada, los tres equipos que descendieron fueron los mismos que iniciaban la jornada 35 en puestos de descenso. En esa jornada el Espanyol 24 puntos) era farolillo rojo y ya no contaba casi con opciones. Igual que ahora, restaban 12 puntos por disputarse, pero el Alavés, que marcaba la salvación, tenía 35 puntos. Por abajo, Mallora (29) y Leganés (28), estaban lejos.

Los números son muy diferentes esta temporada. Atípica, ya que el torneo ha padecido los efectos de la pandemia desde su inicio hasta el final -sin público en los estadios, con jugadores de baja por la enfermedad, confinamientos, medidas de protección…-, la campaña 2020/21 ha contado con numerosas rarezas en sus números. La igualdad, entre los de arriba y los de abajo, ha sido la tónica. Ningún equipo se ha escapado demasiado a los puntos. De hecho, a estas alturas todavía hay 10 clubes que podrían caer a Segunda matemáticamente. Osasuna ocupa el puesto 11 con 40 puntos y aún podría descender. Por encima tiene al Celta, ya salvado, con 44 puntos.

Tras los pamploneses, Cádiz (40), Levante (38), Valencia (36), parece que virtualmente están salvados y no se juegan nada. El Getafe tiene 34 y por detrás viene el Alavés con 31, el Valladolid con los mismos puntos y ya vienen los puestos de descenso que ocupan Huesca (30), Elche (30) y Eibar (26). Parece evidente que hay seis, máximo, más bien cinco equipos para tres plazas de caída a Segunda y, entre todos los combatientes solo hay 5 puntos de diferencia.

Los que nada se juegan, jueces del campeonato

El Real Madrid empató a dos en la última jornada de 2020 ante el Leganés y lo condenó a Segunda

Varios equipos ya no se juegan nada y seránjueces del campeonato. A Osasuna, Cádiz, Levante y Valencia -incluso al Getafe-, habría que añadir a Granada (45 puntos), Athletic Club (45) y Celta de Vigo (44). Tienen muy lejos los puestos europeos que, parece claro se disputan Real Betis (51), Villarreal (52) y Real Sociedad (53).

Parece evidente que los que ya no se disputan ningún premio concreto, salvo el honor de llevar a su equipo a lo más alto, pueden caer en la tentación de relajarse, cuidarse para no caer en lesiones que puedan complicar su futuro… Pero los datos de anteriores temporadas tampoco dicen que sea así. Existan o no los «famosos» maletines, en las últimas temporadas los equipos que no se jugaban nada también consiguieron empates e incluso victorias.

Un claro ejemplo de ello se daba la pasada temporada, en la jornada 36, Osasuna -salvado-, vencía 2-1 al Celta -a seis del descenso-. O el Sevilla, con la Champions League asegurada, venció al Mallorca (2-0). También se dio el empate de Getafe -sin opciones reales- en el campo del Alavés.

En la jornada 37 también hubo partidos de equipos que se jugaban el descenso contra otros que no tenían objetivos claros. El Levante, salvado, ganaba 2-3 al Celta, en el puesto 15 y aún podía bajar -de hecho quedó el 16 a un punto del descenso. El Mallorca también fue derrotado por el Granada (1-2), que no podía ya llegar a puestos europeos. Por contra, el Betis, ya salvado, perdía en casa frente al Alavés (1-2). Los vascos conseguían la permanencia matemática en este partido.

En la última jornada solo Celta y Leganés se jugaban la plaza que restaba para el descenso. Los gallegos jugaron contra el Español, ya descendido. Empataron a un gol. Los madrileños del Lega contra el Real Madrid. Empataron a 2 goles, pese a que los realistas ya tenían la liga ganada y condenaron a sus vecinos a Segunda.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats