Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primer milagro del Elche (1-3)

El conjunto franjiverde logra una merecida y brillante victoria en Cádiz y llegará a la última jornada con opciones de permanencia - Escribá acierta con el cambio de sistema de tres centrales y su apuesta valiente obtiene el justo premio

Los jugadores del Elche celebran el 1-2 de Diego González

Los jugadores del Elche celebran el 1-2 de Diego González

«Tenemos la franja verde, que es el color esperanza». Esas declaraciones de Pere Milla al final del encuentro resumen claramente el sentir de un Elche que necesitaba dos milagros para lograr la permanencia y ayer obró el primero en el Ramón de Carranza de Cádiz.

El conjunto ilicitano estuvo durante muchos minutos descendido a Segunda División, pero este equipo demostró, una vez más, que es capaz de resurgir de sus cenizas cual Ave Fenix. Cuando la agonía era mayor y había recibido un golpe casi mortal con el gol de los gaditanos, el cuadro de Escribá se sobrepuso a las adversidades, realizó su mejor partido de la temporada y consiguió darle la vuelta al marcador, sumando tres puntos vitales que le permiten llegar a la última jornada con serias opciones de salvación.

Además, la remontada del Elche vino acompañada de goles que le favorecían y que abren todavía más las esperanzas.

El Alavés, con su victoria (4-2) ante el Granada ha asegurado la permanencia, con 38 puntos. El Getafe de Bordalás, que también venció (2-1) al Levante, suma 37, ha terminado con su sufrimiento y ha encontrado la liberación. Mientras que el Eibar, que perdió (4-1) con el Valencia, está ya condenado al descenso.

Quedan por dilucidar dos puestos y hay tres candidatos. El Valladolid sufrió un severo correctivo contra la Real Sociedad (4-1), se mantiene con 31 puntos y se ha quedado, prácticamente, sin opciones, más teniendo que recibir en el último partido al Atlético de Madrid, que se juega la Liga.

Salvo sorpresa mayúscula, la tercera plaza es cosa de Elche y Huesca, ambos empatados a 33 puntos y con el golaveraje favorables al equipo de Pacheta, que ayer perdió (1-0) ante el Betis. Los ilicitanos necesitan ganar en la última jornada en el Martínez Valero al Athletic Club de Bilbao y que los oscenses no lo hagan con el Valencia. Incluso, un empate podría valer si el Huesca pierde con los valencianistas.

Así, el próximo el próximo domingo se presenta una jornada de auténtico infarto, con nervios, tensión y emociones fuertes.

Los errores en las alineaciones y los planteamientos de Escribá los anteriores encuentros cambiaron ayer por alabanzas. Curiosamente, el técnico valenciano apostó, por primera vez, por una defensa de tres centrales, al más puro estilo Almirón de principio de temporada. Barragán, Gonzalo Verdú y Diego González, estuvieron muy seguros, con Josan y Fidel de carrileros. En el centro del campo, dejó a Iván Marcone en el banquillo y formó con Nuke Mfulu y Raúl Guti de mediocentros. Piatti y Pere Milla actuaron de enganches y Lucas Boyé como referencia ofensiva.

Fue una apuesta valiente y una salida decidida a por la victoria, que era el único resultado que valía. La puesta en escena de los franjiverdes fue brillante y en los primeros tres minutos pudo llegar el gol. Pere Milla remató de cabeza al larguero y Piatti no aprovechó un mano a mano con David Gil.

Sin embargo, todo se volvió en contra cuando a los 12 minutos Gonzalo Verdú tocó el balón con la mano, el VAR avisó al árbitro y el castigo llegó a modo de penalti. José Mari no lo desaprovechó y puso el 1-0 en el marcador.

La fortuna le dio la espalda a un Elche que en el resto del primer tiempo siguió dominando, pero sin demasiado acierto. Aún así, Lucas Boyé en un golpe franco y dos centros de Fidel sobre Pere Milla volvieron a poner en aprietos la portería gaditana.

En el descanso, los franjiverdes estaban en Segunda y el camino estaba muy negro.

Remontada en seis minutos

Hubiera sido muy cruel descender después de estar realizando el mejor partido de la temporada. Además, en el inicio de la segunda parte, parte, el VAR volvió a anular el empate de Pere Milla. Pero la insistencia y las agallas del conjunto ilicitano tuvieron su recompensa. En apenas seis minutos, Pere Milla, en una buena jugada dentro del área, y Diego González, al aprovechar un rechace, tras estrellarse en el poste un disparo de Raúl Guti, le dieron la vuelta al marcador y abrió el camino de la esperanza franjiverde.

FICHA TÉCNICA:

CÁDIZ: David Gil, Álex Martín, Fali, Marcos Mauro, Espino (Jairo, m. 60), Jonsson (Alcalá, m. 60), José Mari (Augusto, m. 72), Iván Alejo (Rubén Sobrino, m. 72), Choco Lozano, Malbasic y Sapojnic (Negredo, m. 72).

ELCHE: Gazzaniga, Barragán, Gonzalo Verdú, Diego González, Josan (Cifu, m. 76), Fidel, Nuke Mfulu (Iván Marcone, m. 76), Raúl Guti, Piatti (Guido Carrillo, m. 58), Pere Milla y Lucas Boyé (Helibelton Palacios, m. 83).

GOLES: 1-0 m. 15, José Mari, de penalti. 1-1 m. 57, Pere Milla. 1-2 m. 63, Diego González. 1-3 m. 87, Fidel.

ÁRBITRO: Soto Grado, del colejio riojano. Mostró tarjetas amarillas a Gonzalo Verdú (m.14), Josan (m. 52), Fidel (m. 72), Diego González (m. 75), Choco Lozano (m. 90) y a Fali (m. 93).

ESTADIO: Ramón de Carranza. Sin público. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats