Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fidel y Barragán se incorporan a los entrenamientos con el grupo

Boyé y Mojica siguen al margen y son duda para el último partido del Elche frente al Getafe

Los jugadores del Elche, durante el entrenamiento de este miércoles SONIA ARCOS/E.C.F.

La plantilla del Elche CF ha regresado este miércoles a los entrenamientos, después de disfrutar del lunes y el martes de descanso, para comenzar a preparar el último partido de Liga, que jugará este próximo domingo 22 de mayo, a partir de las cinco y media de la tarde, en el estadio Martínez Valero. La sesión se ha llevado a cabo en el estadio Martínez Valero, toda vez que el césped del campo Díez Iborra de la Ciudad Deportiva Juan Ángel Romero está siendo resembrado para que el terreno de juego esté en condiciones para poder iniciar la pretemporada a principio de julio.

El entrenamiento ha sido a puerta, como viene siendo habitual. El club ilicitano solo permite el acceso a los medios de comunicación un día a la semana y durante los primeros 15 minutos. Sin embargo, la entidad franjiverde ha enviado a unas imágenes en las que se ha podido comprobar como Fidel Chaves y Antonio Barragán, que no pudieron viajar a Vigo, para jugar contra el Celta el pasado domingo, por diferentes molestias; se han reincorporado al trabajo junto al resto de sus compañeros y estarán disponibles para la despedida liguera.

En las imágenes emitidas por el Elche se ha visto tanto a Fidel como a Barragán realizando carreras y rondos al mismo ritmo que el resto de la plantilla.

Los que no han estado con el grupo han sido el delantero Lucas Boyé y el lateral izquierdo Johan Mojica. El atacante argentino no termina de ponerse bien de la rotura en el aductor que sufrió el pasado 4 de abril de San Mamés, frente al Athletic Club de Bilbao. Después de más de un mes de baja, reapareció y fue titular en el choque contra el Atlético de Madrid, disputado el miércoles 11 de mayo, en el Martínez Valero. Boyé jugó 70 minutos, pero no tuvo buenas sensaciones. Prueba de ello es que cuatro días después se quedó fuera de la convocatoria para el envite ante el Celta.

Por su parte, Mojica se retiró lesionado en el encuentro del 1 de mayo ante Osasuna. El colombiano sufrió unas molestias en la parte posterior del muslo en los los últimos minutos. Una semana después no pudo jugar en el Nuevo Mirandilla ante al Cádiz y volvió ante el Atlético de Madrid, pero no se le notó bien físicamente y con la libertad para hacer esprints e incorporarse al ataque con libertad, como ha sido habitual durante la temporada. El carrilero zurdo estaba mermado y el pasado domingo tampoco viajó a tierras gallegas. Esta semana todavía no se ha ejercitado con el grupo.

Esta situación hacen que tanto Lucas Boyé como Johan Mojica sean serias dudas para el partido del domingo ante el Getafe. Además, se da la circunstancias de que no se podrían despedir de la afición y no jueguen ya con el Elche. Son dos de los nombres de la plantilla franjiverde que están en boca de todos para ser traspasados.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats