Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La historia de Elche en 35.000 documentos

La cátedra institucional Pedro Ibarra de la UMH celebra sus primeros diez años de actividad con una web convertida en referencia de la memoria ilicitana

La Glorieta en una imagen tomada en la Navidad de 1982. Cátedra pedro ibarra

La Glorieta en una imagen tomada en la Navidad de 1982. Cátedra pedro ibarra

El próximo 12 de abril la Universidad Miguel Hernández (UMH) celebrará el décimo aniversario de su cátedra institucional Pedro Ibarra. Aunque este acto se celebrará en el futuro, el trabajo que se ha hecho en la última década desde este estamento universitario tiene la mirada puesta en el pasado de Elche, en su historia, principalmente en la que va desde el siglo XIX hasta el día de ayer. Su gran joya es su página web (elche.me), una enorme enciclopedia digital convertida en toda una referencia de la memoria ilicitana gracias a los más de 35.000 documentos históricos que alberga.

Esta documentación se va renovando de manera diaria y el desglose de sus archivos deja unas cifras de impresión: 25.000 imágenes, más de 7.500 biografías de ilicitanos, 1.500 vídeos y 200 audios. Al frente de la cátedra está el profesor de la UMH Miguel Ors Montenegro, quien dirige un equipo formado por los periodistas José Vicente Castaño, Gema Rubio y José Filiu y el historiador Rafael McEvoy. «Lo que hacemos es historia pública durante los 365 días del año. Es la única manera de preservar la tradición local», asegura Ors.

Cuando el proyecto de la cátedra Pedro Ibarra arrancó hace diez años no estaba asegurada cuál iba a ser su viabilidad. Una década después la UMH tiene claro que, dentro de diez, veinte o cincuenta años esta memoria digital debe mantenerse activa y conservada en buen estado. «Uno de los retos que tenemos es que cuando estudiamos el Elche de principios del siglo XX, trabajamos con una ciudad de 30.000 habitantes. Cubrir todo lo que produce en la actualidad, con 245.000 personas, requiere de una capacidad mucho mayor», reflexiona el profesor de la UMH.

El proyecto surgió durante la etapa de Jesús Rodríguez Marín como rector de la Universidad ilicitana. El trabajo se volcó desde primer momento en la historia de Elche para hacer honor al humanista que le da nombre. La memoria digital refleja la vida de las personas más destacadas que han marcado el devenir de Elche y se hace eco de sus grandes acontecimientos, pero en ella también se pueden encontrar pequeñas historias que han ido tejiendo su actividad cotidiana, desde conversaciones de abuelas con nietos hasta fotografías que estaban olvidas en cajas de domicilios particulares y que han sido digitalizadas para subirlas a la gran nube de internet.

Mejora constante

Con el paso de los años la memoria digital se ha ido puliendo para facilitar el acceso a su extensa base de datos y mostrar de una manera más atractiva sus contenidos. Por este motivo, se han creado galerías con las imágenes más destacadas o un diccionario de mujeres que han tenido un papel relevante de algún modo u otro, desde la primera licenciada en Medicina en Elche, Gloria Miñana, hasta la cantante Alba Reche, pasando por la locutora Reme Sanz o la activista Carmen Campello. «En los diez próximos años vamos a tener el doble de trabajo. Por una parte vamos a tener que seguir generando contenido y, por otra, pulir todo lo que ya hemos publicado», estima Ors.

Entre las 25.000 imágenes que ha localizado y digitalizado la cátedra Pedro Ibarra se pueden encontrar estampas de todo tipo. Desde escenas estremecedoras como la de una mujer de principios del siglo XX que sostiene en brazos a un bebé fallecido el día de su nacimiento hasta fotografías distendidas, como las de los días de celebración en el recordado establecimiento La Florida de la Glorieta. Entre un extremo y otro aparecen imágenes curiosas, como la de un directivo del Elche intentando sobornar al portero rival en pleno partido o la del club de alterne Casa Carmina, que estaba situado en la carretera de Aspe.

La UMH se muestra muy implicada con un proyecto que también sale adelante gracias a la aportación que realizan el Ayuntamiento de Elche, la Fundación Pascual Ros Aguilar, Aigües d'Elx y Panamá Jack.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats