Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento rechaza subir el IBI y asume dejar de ingresar un millón de euros

El gobierno municipal acuerda no aplicar la revalorización catastral de un 1% propuesta por Hacienda. El portavoz socialista reitera el compromiso de «no incrementar los impuestos en este mandato»

La Casa de las Palomas fue derribada hace unos tres años.

La Casa de las Palomas fue derribada hace unos tres años.

La reunión de la Junta Local de Gobierno celebrada ayer en el Ayuntamiento de Elche, la primera completa al incorporarse Esther Díez -la edil más joven de la Corporación Municipal-, trajo consiguo un noticia que alivia el bolsillo de los ilicitanos. «El equipo de gobierno ha decidido no acogerse a la revalorización del coeficiente de los valores catastrales ofrecido por el Ministerio de Hacienda», explicaba el portavoz de la junta, Héctor Díaz. O lo que es lo mismo: El importe que cada ilicitano paga por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) va a seguir siendo el mismo.

El Ayuntamiento de Elche ha anunciado que rechaza así subir el IBI un 1,03%, lo que supondrá para las arcas municipales dejar de ingresar en torno a un millón de euros extra que podría haber ingresado. De esta manera, «cumplimos nuestro compromiso de no incrementar los impuestos durante este mandato, manteniendo nuestra política de moderación en la presión fiscal a los ciudadanos», señalaba ayer Díaz.

Para las arcas municipales «será un gran esfuerzo, sobre todo a la hora de elaborar los próximos presupuestos municipales, asumir esta medida», que según el portavoz ya está asegurado que se aplicará en el próximo pago del IBI, que será en octubre, y en el siguiente, el de 2020.

Según explicaba Héctor Díaz ayer, la última revisión catastral, al alza, se realizó durante el mandato de la alcaldesa popular Mercedes Alonso, que sí aplicó el 0,16 al que autorizó en el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Cesión de un local

En la reunión de los miembros de la Junta Local de Gobierno también se trató la aceptación, por parte del consistorio ilicitano, de la donación de la sede de la Asociación de Viudas de Elche, situado en el número 10 de la calle San Isidro. El pacto al que se ha llegado con la citada entidad obliga al Ayuntamiento a destinar el inmueble en beneficio de las personas mayores y de la ciudadanía de Elche.

12 licencias de obras

Por otro lado, el portavoz del gobierno municipal destacó que en el último mes se tramitaron en Elche un total de 12 licencias municipales de obras, la mayoría de ellas para construir viviendas unifamiliares y piscinas. Sólo hubo una licencia para modificar un proyecto de una nave ya construida y otro para modificar el permiso para un edificio.

También fue aprobado en la junta de gobierno la liquidación de cuotas de participación a los propietarios de terrenos en el sector E-29, parte oeste, junto al centro comercial de Carrefour, suelo principalmente destinado a uso terciario y a industrias.

Traspalacio sigue como escenario de las mascletàs

El portavoz del equipo de gobierno, Héctor Díez, señaló ayer que, de momento, y «mientras la Conselleria de Patrimonio no se pronuncie en contra, seguiremos haciendo las mascletàs en Traspalacio». Según Díez, «tras ocho años en este enclave se ha generado ya una costumbre entre los ilicitanos de acudir a este punto neurálgico». Pese a las advertencias del Instituto de Estudios Comarcales, «el Ayuntamiento ha adoptado siempre todas las medidas que están en su mano para proteger el patrimonio: fuente, palacio y MAHE» y todo seguirá igual.

Declaran desierto el concurso para reconstruir la Casa de las Palomas

Pimesa encarga la redacción del cuarto bloque de San Antón y del edificio de viviendas colaborativas

La sociedad anónima municipal Pimesa celebraba ayer su primera reunión tras el inicio del nuevo mandato, conformando su consejo de administración y destacando cuatro proyectos que tiene sobre la mesa. En primer lugar, el alcalde, Carlos González, como presidente de este organismo público, ilamentaba que se ha declarado desierto el concurso para larreconstrucción de la Casa de las Palomas, un edificio emblemático por su historia y arquitectura, que fue derruido para la habilitación del parque empresarial de Elche y que ahora quieren reconstruir.

Según González, al proceso de licitación se habían presentado dos licitadores que renunciaron a ser los adjudicatarios, porlo que ahora «hemos acordado solicitar a los técnicos municipales que realicen el necesario ajuste de precios en el proyecto de ejecución para actualizarlos a los costes reales del sector de la construcción y así poder volver a sacarlo a licitación próximamente».

Al ser un edificio que contaba con protección por su singularidad, el alcalde reconocía que «tenemos la obligación de reconstruirlo» en una nueva ubicación, muy cercana a la que tenía originalmente, en el bulevar.

Viviendas sociales

Por otro lado, el alcalde destacaba que Pimesa ha encargado la redacción del proyecto de edificación y dirección de las obras del cuarto edificio de viviendas sociales en el barrio de San Antón, incluido en el plan de regeneración urbana. González resaltaba que «en estos momentos ya está concluido y entregado a los propietarios el primer edificio. El segundo, de 120 viviendas, está en fase de comercialización. Las obras del tercer bloque van a comenzar de inmediato y Pimesa ha adjudicado ya, a la empresa ilicitana GEA Arquitectos Internacionales, la redacción del cuarto bloque», que contará con 55 nuevas viviendas y que cuenta con un presupuesto aproximado de 4,6 millones de euros.

A su vez, la misma firma ha sido adjudicataria del edificio de 75 viviendas colaborativas «cohousing», en el que se pretende «favorecer un proyecto que no está impulsando la iniciativa privada y que está siendo demandado por una parte signficativa de la ciudadanía». Es una promoción pública de un edificio de viviendas colaborativas donde comunidades de personas mayores de 50 años deciden implicarse para compartir y disfrutar de espacios comunes manteniendo la independencia en sus propias casas, programando diversas actividades para disfrutar de una nueva forma de vida más sostenible.

Avance de obras

El Cementerio Nuevo de Elche contará en unos meses con 1.320 nuevos nichos. Ayer, Pimesa reflejó que las obras iniciadas en abril y que tienen un plazo de ejecución de un año, continúan a buen ritmo y se cumplen los tiempos. El grado de avance de los trabajos es de un 25%, un hecho que el alcalde destacaba positivamente ya que «se están cumpliendo los plazos establecidos». El proyecto fue adjudicado a empresas ilicitanas por un valor de más de 1,5 millones.

A la reunión del consejo de administración de Pimesa celebrada ayer a mediodía acudieron el alcalde, como presidente, la vicepresidenta Ana Arabid y los consejeros Patricia Macià, Héctor Díez, Miguel Serna, Esther Díez, Francisco Javier García, Roberto Marco y Amparo Cerdá.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats