Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Libros de reflexión y de youtubers en Elche

El 10% de descuento atrae a las librerías a los ilicitanos, pero lejos de las ventas de Sant Jordi

Afluencia de gente en las librerías del centro de Elche, ayer. ANTONIO AMORÓS

Afluencia de gente en las librerías del centro de Elche, ayer. ANTONIO AMORÓS

Seguro que se está de acuerdo en que uno de los olores más agradables del mundo es el olor que llega cuando se abre un libro nuevo. Y otra cosa que siempre es un placer es acudir a una librería. Son pocas ya las que siguen abiertas en Elche, custodiando los tesoros que transportan a aquel que los lee.

Actualmente, en España quedan 4.500 librerías abiertas y el día más importante para los libreros es el 23 de abril, Día del Libro. El año 2020 iba a pasar a la historia como el año en el que no hubo intercambio de rosas y libros, pero el gremio de libreros no quería permitir que esto ocurriera. Así, el 23 de julio de 2020 se ha retomado este día tan especial, para hacer más ameno la situación actual de las librerías.

Paco Trigueros es el propietarios de Ali i truc, una librería que lleva en la ciudad ilicitana 42 años. Su imagen es la de un señor enamorado de su trabajo, con la misma luz en sus ojos que cuando empezó, cuenta su hija. Él es quien conoce a cada autor de cada libro que está en sus lejas. Echando la vista atrás, afirma que «este día, en relación a un día normal, está habiendo muchas ventas, pero en relación a un día del libro no, ni se le parece. El año pasado, o el anterior muy probablemente yo a estas horas no podría estar atendiéndote porque habría muchísima más gente». Tanta es la alegría en los ilicitanos porque las librerías puedan celebrar su día, que Paco relata que algunos clientes vienen y le felicitan como si fuera su cumpleaños. «Estoy muy feliz de poder haber retomado este día».

Sin estadísticas, más que haciendo uso de su memoria, Paco cuenta que la novela siempre ha sido la reina en las ventas de libros, y que «jamás será desbancada». Así, afirma que lo que más vende es novela. «La novela te evade y te conmueve. Disfrutas como un niño, como pasa con una buena música y una buena película. Así es la cultura». Asimismo, después del confinamiento informa que ha habido un aumento de demanda en los libros «escritos» por youtubers y de reflexión. «Ha habido demanda de libros de reflexión, en referencia a meses anteriores. Los lectores buscan que te inciten a pensar algo. Libros que nos hacen volvernos a mirar a nosotros mismos y al resto desde otras perspectivas, como pueden ser los de filosofía o los de política».

Otra guardiana que custodia libros en Elche es Séneca, con 50 años de trayectoria, además de Séneca Jove, destinada a jóvenes y niños. Séneca llenaba hace años los barrios de la ciudad, y sus locales se han ido reduciendo hasta quedar uno solamente. Ellos pudieron adaptarse a las nuevas circunstancias durante el confinamiento y realizaron envíos y reservas online.

Según narra José Manuel, propietario, «es un día más que para vender, para hacer ver a la gente que continuamos estando aquí». La nueva normalidad ilicitana hace que este año no haya tanta afluencia por sus pasillos, a lo que José Manuel dice que costará mucho volver a tener un Día del Libro como se ha tenido durante tantos años.

Además, con respecto a la situación de su librería, afirma que están poco a poco volviendo a la normalidad de siempre. «Con el paso de los años las librerías hemos ido vendiendo menos, pero desde hace unos años a aquí manteníamos una estabilidad que estamos recuperando».

Joan Margarit, el imprescindible Premio Cervantes de 2019, decía que «la libertad es una librería». Durante meses no se ha tenido la libertad que queríamos, y gracias también a los libros se ha podido volver a sitios donde se es feliz. Tenemos una tarea pendiente, y es volver y ejercer nuestro derecho a ser libres, ir a las librerías en busca de nuestras inquietudes y ser partícipes de historias que no son nuestras, pero nos tocan. Los libreros siempre te abrirán sus puertas para que puedas recordar, siempre que quieras, uno de los mejores olores que existe.

Autores de Elche presentes, aunque sin poder firmar

Entre los escritores locales la estrella es Mónica Carrillo, pero también despuntan otros menos mediáticos

Pese a que los escritores ilicitanos este año no han podido asistir a firmar libros tal y como la tradición manda, han estado presentes en las librerías de la ciudad de distintas formas

La mesa llena de libros que te recibe al entrar a los establecimientos tiene marca ilicitana.

Así, encontramos a Irene García Losquiño, autora de «Eso no estaba en mi libro de historia de los vikingos», donde a través de la literatura, la arqueología, la historia o la religión, este libro ofrece a quien lo lee la posibilidad de adentrarse en las caras más desconocidas y asombrosas del pueblo vikingo.

Otra ilicitana que no puede faltar en la mesa de exposición en este día es Ana María Drack y su «Pretérito imperfecto y otros tiempos», donde ella misma dice que se plantea un viaje «sin retorno, donde el silencio roto por la risa de un niño me devuelva al recreo de mi jardín».

Por otro lado, 30 años después el libro «Cançonetes de fil i cotó» sigue en las librerías ilicitanas. Este clásico recopila las antiguas canciones más tradicionales de Elche, además de las referencias históricas de las que nacen.

También encontramos«Cuaderno de vacaciones para adultos», creado por el campeón de Saber y Ganar Daniel López Valle quien tuvo la idea de crear un cuaderno que sirve para aprovechar el tiempo, no para perderlo, como dice él.

Por último, nos encontramos a la estrella de la corona, la ilicitana Mónica Carrillo y su «Vida desnuda», que además ha sido Premio Azorín de Novela 2020.

Todos ellos hacen tangibles las cosas que a muchos nos pasan por la cabeza, y por nuestras vidas. Escribir es darle forma a los sentimientos y que estos queden guardados para siempre en forma de libro.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats